8. sep., 2022

CHRISTOPHER ALEXANDER

 

Christopher Alexander (VienaEstado Federal de Austria4 de octubre de 1936 - Binsted, SussexInglaterra17 de marzo de 20221​) fue un arquitecto y profesor universitario británico-estadounidense de origen austriaco, reconocido por sus diseños destacados de edificios en CaliforniaJapón y México.

 

Partiendo de la premisa de que los usuarios de los espacios arquitectónicos saben más que los arquitectos sobre el tipo de edificios que necesitan, creó y validó (junto a Sarah Ishikawa y Murray Silverstein) el término lenguaje de patrón, un método estructurado que pone la arquitectura al alcance de personas no especializadas profesionalmente en la materia, y que popularizó en su libro A Pattern Language. Vivió en Inglaterra, donde fue contratista y arquitecto licenciado. Además, fue profesor emérito de la Universidad de California en Berkeley. ​

 

Creció en Inglaterra. Cursó sus estudios en la Universidad de Cambridge, donde obtuvo los títulos de Máster en Matemática (1956) y licenciado en Arquitectura (1958). Con posterioridad se trasladó a Estados Unidos donde se doctoró en arquitectura (1963) en la Universidad de Harvard (el primer título PhD otorgado para la carrera de arquitectura en la Universidad). Tuvo como maestro a Serge Chermayeff, con el que colaboró después en algunas de sus obras.

 

Durante la misma época, trabajó en el MIT (en teoría de la transportación y ciencias de la computación) y en Harvard en cognición y estudios cognitivos. En 1963 se convirtió en profesor de arquitectura en la Universidad de Berkeley, donde ocupó varios cargos hasta el 2001: de 1965 a 1966 ocupó el cargo de profesor de investigación en humanidades; desde 1967 fundó y dirigió el Center for Environmental Structure, y desde 1970 fue profesor de arquitectura.

 

Fue reconocido como el padre del movimiento "pattern language" en ciencias de la computación. Adicionalmente, en 1996 fue elegido como miembro de la American Academy of Arts and Sciences por sus contribuciones a la arquitectura.

 

En su libro The Timeless Way of Building (El modo intemporal de construir), aboga por una arquitectura en íntima fusión con la Naturaleza y formula su teoría del pattern language (lenguaje de patrón), la cual ofrece una serie de fórmulas para que, a tenor de las propias necesidades individuales o culturales, cada miembro o grupo humano pueda construir su propia vivienda o conjunto habitable sin necesidad de arquitectos, que, en su propuesta, actuarían únicamente como una ayuda para la construcción.

 ​

En el mismo libro, afirma que el modo intemporal de construir es el que la gente ha usado durante miles de años, al construir sus propios edificios, dando lugar a poblaciones muy armónicas y bellas. Por eso, "partiendo de la base de que la vida es una realidad dinámico-temporal, prevé la permanente renovación del lenguaje de patrones, a fin de adaptarlos a las nuevas exigencias arquitectónicas de las futuras generaciones".4​ En consecuencia, ha calificado a la Arquitectura moderna, con su control detallado y definido del proceso de construcción, como "ridícula" y "estrecha e inhumana, una psicosis pasajera en la historia de la creación del hombre".

 

Profundizó su teoría del lenguaje de patrón en su libro A Pattern Language: Towns, Buildings, Construction, en el que describía un sistema práctico de arquitectura en una forma que un matemático teórico o un científico de la computación llamaría gramática generativa. La inspiración del libro fueron las ciudades medievales: atractivas y armoniosas. Según los autores, tienen esas cualidades porque fueron construidas según regulaciones locales que requerían ciertas características, pero que permitían al arquitecto adaptarlas a situaciones particulares.

 

En el libro se suministran reglas e imágenes, y se recomienda que las decisiones sobre la construcción del edificio se tomen de acuerdo al ambiente preciso del proyecto. Se describen métodos exactos para construir diseños prácticos, seguros y atractivos a cualquier escala, desde regiones enteras hasta la simple perilla de una puerta. Un aspecto notable del libro es que el sistema arquitectónico mostrado consiste únicamente de patrones clásicos probados en el mundo real y reseñados por múltiples arquitectos por su practicidad y belleza.

 

Este método fue adoptado por la Universidad de Oregón, como es descrito en el libro The Oregon Experiment, y hasta ahora lo utiliza como método de planificación oficial. También ha sido adoptado en parte por varias ciudades como un código de construcción. La idea del lenguaje de patrón aparentemente es aplicable a cualquier tarea de ingeniería compleja, y de hecho ha sido aplicada en varias de ellas. También ha sido bastante influyente en el campo de la ingeniería de software.

 

Christopher Alexander da la siguiente definición de patrón: “Cada patrón describe un problema que ocurre una y otra vez en nuestro entorno, para describir después el núcleo de la solución a ese problema, de tal manera que esa solución pueda ser usada más de un millón de veces sin hacerlo ni siquiera dos veces de la misma forma”.Propone, así, un paradigma para la arquitectura basado en tres conceptos: la cualidad, la puerta y el camino.

La Cualidad (la Cualidad Sin Nombre): la esencia de todas las cosas vivas y útiles que nos hacen sentir vivos, nos da satisfacción y mejora la condición humana.

La Puerta: el mecanismo que nos permite alcanzar la calidad. Se manifiesta como un lenguaje común de patrones. La puerta es el conducto hacia la calidad.

El Camino (El Camino Eterno): siguiendo el camino, se puede atravesar la puerta para llegar a la calidad.

Christopher Alexander, falleció el jueves 17 de marzo de 2022, a los 85 años en su casa en West Sussex, al sur de Inglaterra, tras una larga enfermedad.

 

Álbum de fotos:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.6297734796908304&type=3

 

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Christopher_Alexander