14. feb., 2021

LUDWIG HILBERSEIMER

Ludwig Hilberseimer fue uno de los maestros más interesantes que trabajaron en la Bauhaus durante su última etapa. Su influencia en las clases de arquitectura tiene un valor incalculable. Algunas de sus ideas sobre urbanismo fueron tan innovadoras para su época que no se recuperaron hasta mucho tiempo después.

Los temas que más preocuparon a Hilberseimer fueron la construcción de "siedlungen" (asentamientos) y núcleos urbanos, así como novedosas construcciones en hormigón armado, reclamando siempre una expresión depurada de los rasgos estilísticos. Su trabajo como profesor en la Bauhaus comenzó en 1928, cuando fue contratado por Hannes Meyer como director de las clases de construcción. A pesar de una relevante actuación, al principio se mantuvo en la sombra, dedicándose a las clases de dibujo de planos.

Hilberseimer terminó sus estudios en 1911 y fue entonces cuando empezó sus trabajos como escritor y crítico de arquitectura. Sus textos serían fundamentales para dar a conocer a Mies van der Rohe, con quién trabajó en la fundación del "Grupo de Noviembre" y el "Albeitsrat für Kunst". Hasta finales de 1920, Hilberseimer no revisará sus primeros modelos urbanos, como la Wohnstadt (Ciudad Residencial) en 1923 o la Hochhausstadt (Ciudad Vertical) en 1924. Estos trabajos permiten descubrir una cuidadosa metodología proyectual, basada en la abstracción. Hilberseimer intenta genera propuestas de adaptación a los cambios sociales europeos del momento. Esto le conduciría a una revisión de sus investigaciones previas sobre la metrópoli moderna para transformarla en un modelo menos denso, más difuso e integrado en el territorio. Estas ideas cristalizarian en su idea de la New City, que alcanzaría su pleno desarrollo durante su exilio americano.

En cuanto a las críticas y artículos que Hilberseimer redactaba destacan en los que arremetía contra los arquitectos por no ser capaces de adaptarse a la producción industrial en serie que se impondría en el futuro. El arquitecto y urbanista abordaba superficialmente las cuestiones que preocupaban a Walter Gropius en aquella época, tanto en su actividad como arquitecto como desde su cargo en la Bauhaus.

 "La arquitectura del último siglo ha mirado demasiado al pasado. Esta deficiencia ha tenido que subsanarse mediante todo tipo de trucos formales. Ni siquiera las mejores obras arquitectónicas han sido más que intentos de utilizar la 'belleza' para camuflar la necesidad. En lugar de exigir a los ingenieros y a la industria que propusiesen nuevas formas y materiales que hicieran posible una nueva realidad formal, los arquitectos han hecho un uso totalmente carente de sentido de los mismos: sustituir a los antiguos." 

 

Periodo anterior a la Bauhaus (1911-1928)

Los pilares sobre los que Hilberseimer articula sus proyectos urbanísticos son la reflexión sobre la célula habitacional mínima, la vivienda y la tipología residencial, el soleamiento y la densidad como parámetros articuladores, los flujos y el tráfico como elementos esenciales de la condición metropolitana, y por último, la relación con el entorno que entronca con la planificación territorial. En 1925 Ludwig Hilberseimer publicó su diseño de una Wohnstadt (Ciudad Residencial), datando su desarrollo en 1923. De forma parecida al esquema de la metrópolis, Hilberseimer se interesó en el edificio de viviendas como la forma de vivir mas común en las ciudades Alemanas. La ciudad residencial es un modelo para una ciudad satélite de 125.000 habitantes vinculada a una red de transporte metropolitano y con la residencia como tema principal. La ciudad constaba de 72 bloques ordenados en 12 x 6 con aproximadamente 1750 personas por bloque. Cada bloque tenía un tamaño aproximado de 40 x 330 metros. Los lados más cortos de cada bloque incluían tiendas y oficinas, quedando los apartamentos únicamente en los lados mas largos de los edificios de 5 plantas. 

Estos apartamentos tenían siempre el mismo tamaño y espacio, sin importar si había una calle o un patio en medio, y siempre se ubicaban teniendo en cuenta la orientación del sol, orientados al este y oeste. La distribución interior de los apartamentos la diseñó de forma que las habitaciones diesen al patio y el salón y las escaleras diesen a la calle, permitiendo ventilación cruzada.  

En 1924 Hilberseimer proyectó la Ciudad Vertical, publicada en 1927 en su libro Großstadtarchitektur. Aquí, Hilberseimer planteaba sus principios sobre arquitectura y planificación de las ciudades. El arquitecto estudió diferentes soluciones para el problema del tráfico en Estados Unidos, como la propuesta de las calles elevadas, viéndose influenciado por las ciudades satélite, que había estudiado y analizado. De este estudio deduce que a pesar de resolver el problema de la vivienda, en el área circundante el problema del tráfico continua existiendo. Fueron estas circunstancias las que hicieron que dedicase sus esfuerzos a resolver estos problemas, surgiendo así su proyecto de la Hochhausstadt (Ciudad Vertical).

Este proyecto fue, probablemente, el más conocido de Hilberseimer. La Ciudad Vertical fue un modelo basado en aspectos prácticos, diseñado en términos de la tecnología existente, así como de la economía y el contexto social. La idea de Hilberseimer para la ciudad se basaba en un esquema de organización de relaciones entre partes. El bloque de viviendas sustituye a la vivienda individual, de forma que la importancia de lo colectivo supera a la individual. Su propuesta se concibió para un sistema con un fuerte poder central, siendo la ciudad el centro de dicho poder. La ciudad debería ser la base de la organización y los estados deberían organizarse en unidades mas grandes. La Ciudad Vertical era una ciudad socialista.

La ciudad se basa en una unidad que contiene una comunidad. Como en las ciudades medievales en las que vivir y trabajar tenían lugar en el mismo edificio, en la Ciudad Vertical las actividades se organizaban verticalmente en ella y ambos sistemas de circulaciones, el vertical y el horizontal, iban de casa al trabajo. El proyecto de la Hochhausstadt fue considerado por Hilberseimer para ser una auténtica ciudad vertical. La ciudad alberga 120 bloques ordenados en 12 x 10. Cada bloque, de 100 x 600 m, provee viviendas para 9000 personas y 90.000 m2 de espacio de negocios.


Periodo en la Bauhaus (1928-1933)

Durante el periodo en el que estuvo trabajando en la Bauhaus, el trabajo de Hilberseimer cambió del estudio de los grandes bloques en ciudades residenciales, para dedicarse al diseño de áreas de uso mixto con viviendas de alta y baja altura. Además, Hilberseimer cambió sus ideas sobre la mejor orientación para las viviendas, obteniendo como conclusión que la mejor orientación para los edificios residenciales sería el sur. Hilberseimer acabó convirtiéndose en un crítico de la alta densidad con afirmaciones como “Una solución perfecta solo es posible al renunciar a la densidad de población actual de metrópolis y por una extensa descentralización del área de la ciudad.”


En 1929, Hilberseimer presenta un esquema de edificios de 5 plantas para familias, combinados con edificios de 10 plantas para solteros o parejas sin hijos. Las habitaciones estaban orientadas al este, oeste y sur. “Los bloques fueron dispuestos de manera que tengan la iluminación solar relativa más grande cuando las salas de estar se asignan en ambas direcciones" concretó Hilberseimer. En los años 30, Hilberseimer se empezó a interesar en las casas de un único piso con forma de L que, según él, combinaba las ventajas de las casas adosadas con las de las casas independientes. Las casas en L contaban con un jardín de acceso a todas las habitaciones a la vez que se conseguía un buen aislamiento de los vecinos y una exposición solar perfecta. 


Periodo posterior a la Bauhaus (1933-1967)

Tras el cierre de la Bauhaus en 1933 debido a la presión de los Nazis hacia los arquitectos modernos, Hilberseimer se vio obligado al exilio, y en 1938 viajó a Chicago para trabajar en el Illinois Institute of Technology junto a su antiguo amigo Mies. En ese momento, Estados Unidos vivía el comienzo de una revolución tecnológica y de comunicaciones, asi como de radio, revistas, periódicos y cine. Con este cambio tecnológico, el coche empezó a aumentar su importancia, y en Estados Unidos había un coche por cada cinco personas. La contaminación y el tráfico en el centro de las ciudades llevaron a Hilberseimer a desarrollar una propuesta alternativa de ciudad, la Ciudad Descentralizada.


La Ciudad Descentralizada de Hilberseimer fue publicada por primera vez en la revista The New City en 1944. La ciudad surgió como respuesta a los problemas causados por la era industrial. La primera fase de esta industrialización se basaba en la concentración de producción y separación entre la ciudad y el campo, por eso Hilberseimer pensaba que la segunda fase debería estar centrada en la descentralización y la diversificación de la producción, tanto agricultura e industria, y en una relación mas cercana entre ciudad y campo. Hilbersiemer creó un sistema para densidades bajas con unidades separadas de usos. Las unidades se diferenciaban la una de la otra y se combinaban en grupos. Existían tres elementos.- Arterias de tráfico, edificios de asentamientos y la naturaleza que lo organizaba; trabajando separadas y sin conflicto.

Las arterias de tráfico consistían en un sistema combinado de autopistas abiertas y estructuras cerradas, como la espina de un pez, que creaban áreas cerradas en la ciudad y remplazaba las intersecciones y esquinas por lazos seguros y eficientes. Los edificios estaban conectados a esta estructura de espina de pez. Los distintos programas de la ciudad estaban separados por una zona muy clara. En un lado se encuentra los edificios industriales; a lo largo de la autopista los edificios administrativos y comerciales; y detrás de ellos se sitúan diferentes tipos de vivienda. Otros programas como colegios se localizarían en las largas zonas verdes. En esta ciudad se pudieron ver algunas viviendas con la forma de L anteriormente descritas.

La vegetación en el proyecto se trata de forma artificial para servir al usuario y todo está rodeado de verde, permitiendo una relación mas directa con la naturaleza. Durante su estancia en Chicago, Hilberseimer también trabajó, junto a Mies, en dos casos específicos, el proyecto de South Side en Chicago y el proyecto Lafayette en Detroit, donde las principales ideas de Hilberseimer sobre urbanismo pudieron verse plasmadas.

Álbum de fotos:

https://www.facebook.com/media/set/?vanity=carlos.bentocompany&set=a.4460149277333541

Fuente: https://www.metalocus.es/es/noticias/urbanismo-en-la-bauhaus-ludwig-hilberseimer