25. nov., 2020

ENRIQUE VIEDMA VIDAL

Enrique Viedma Vidal (Valencia 1889 - 1959) fue un arquitecto valenciano que realizó varias obras de gran relevancia en la Valencia de los años 1920 y 1930, entre las que destaca el edificio denominado la Finca Roja. Nacido en Valencia el 27 de enero de 1889, hijo de José Viedma Ruiz, de Baeza, y de M.ª Desamparados Vidal Fort. Estudió en la Escuela de Arquitectura de Barcelona desde 1907 hasta 1914 obteniendo el título el 29 de abril de 1915. ​En Barcelona conoció el medio profesional de la ciudad, especialmente las obras del Modernisme cuyo lenguaje adoptó de manera epidérmica en sus primeros trabajos profesionales desarrollados en Valencia.

 

Viajó por Holanda donde conoció las obras del grupo Wendingen en el área planificada por Berlage en Amsterdam Sur. La vivienda de carácter social en manzanas semi-cerradas con zonas ajardinadas en el interior de uso público y el tratamiento de las fábricas de ladrillo de un cierto gusto expresionista, se reflejan en la Finca Roja (Valéncia 1930-32) donde los depósitos de agua se convierten en torres de potente impacto visual con azulejos verdes y un cierto aspecto que remite al Modernismo.

 

En 1914 realizaría el edificio del Centro Católico Social de Catadau, en Catadau (Valencia). En 1919 le encargaron la dirección de obras del Mercado Central de Valencia. Comenzado en 1914 por los arquitectos Alejandro Soler March (1873-1949) y Francisco Guardia Vial (1880-1940), antiguos colaboradores del arquitecto catalán Lluís Doménech Montaner (1850-1923), las obras del "Mercat Central" concluyeron en 1928, ya bajo la dirección de Enrique Viedma y Ángel Romaní, siendo inauguradas por Alfonso XIII el 23 de enero de 1928.



La planta del edificio se adapta a la forma de la parcela que ocupa, resolviéndose sus cubiertas por medio de innovadoras cúpulas y diferentes techumbres inclinadas. La armadura de cubrimiento remite a las grandes arquitecturas industriales del hierro, como las de la estación del Norte o el mercado de Colón, mientras que los muros perimetrales, que apenas tienen función de sustentación sino más bien de cerramiento, están provistos de zócalos cerámicos policromos en su base y de “mallorquinas” metálicas en su extremo superior. Los zócalos cerámicos provenientes de la fábrica de La Ceramo de Benicalap dan el contrapunto perfecto a una arquitectura industrial del hierro que hace del edificio, un ejemplar único en la arquitectura modernista valenciana.

 

A la creación del Colegio de Arquitectos formó parte de su Junta de gobierno. Como vocal vicepresidente de dicha Junta y a la par con el Secretario P. Villa, firmó un informe sobre las alineaciones de la Plaza de la Región Vinculado al Ayuntamiento de Valéncia como Arquitecto Municipal del Ensanche (1920)  En 1928 diseñó la casa del Chavo para el Instituto Nacional de Previsión en la avenida del Marqués de Sotelo números 8 y 10, ejemplo paradigmático del casticismo valencianista. El 1929 diseñó el monumental edificio de La Unión y el Fénix (C/Xàtiva con Marqués de Sotelo), obra de estilo neobarroco con un matiz casticista.

 ​

Entre 1929 y 1930 diseñó la Finca Roja, 378 unidades residenciales sobre una isla de casas exenta en el barrio de Extramuros (calles de Albacete, Jesús, Marvà y Maluquer), que adopta el tipo de bloque de viviendas alrededor de un amplio patio interior, muy frecuente en Europa Central en ciudades como Viena o Ámsterdam. En este edificio Viedma mezcla el estilo expresionista holandés con el Art déco, el casticismo valenciano y el modernismo valenciano con ligera influencia de Gaudí. La Finca Roja es el ejemplo más exitoso de edificación construida a raíz de la promulgación la 1925 de la ley de casas económicas, que abría la posibilidad de mejorar las condiciones del alojamiento de los obreros, con islas de casas grandes y uniformes en zonas de ensanche, siguiendo el ejemplo de algunos municipios centroeuropeos. Este edificio para obreros reúne todas las ideas de higiene, modernidad y confort de la vivienda (ascensores, estancias ventiladas, baños completos, cocinas económicas, persianas americanas, etc). Hace un uso expresivo de materiales autóctonos como la cerámica vidriada y el ladrillo rojo, también propia de Ámsterdam, ciudad en cuya arquitectura está claramente inspirada.

 

Entre 1931 y 1933 diseñó los chalés de los periodistas al inicio del Paseo al Mar (actual avenida de Blasco Ibáñez). También dirigió la construcción de las aduanas del puerto, consideradas de estilo historicista.  Diseñó el inicio (plan del Real) y el final (camino de Peña-roja) del Paseo de la Alameda. Fue nombrado académico en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia.

 

Nunca llegó a comprender el alcance del Movimiento Moderno oscilando entre casticismos e historicismos en función del tipo de encargo. Donde más se distancia de estos lenguajes sin que se pueda considerar que adoptase un claro repertorio funcionalista es en sus edificios de carácter industrial en Valéncia, Foios (La Yutera, 1936-39), Manises, etc. En sus grupos de "Casas Baratas" (Chalets de Periodistas, Avda. Blasco Ibáñez, Valéncia 1931-1946) se aproxima a populismos casticistas, mientras que en el edificio de La Unión y el Fénix (c/ Xátiva, Valéncia 1932-33) asume un lenguaje neo-barroco abiertamente retórico.

 

Álbum de fotos:

https://www.facebook.com/media/set/?vanity=carlos.bentocompany&set=a.4233075463374258

 

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Viedma_Vidal

https://www.urbipedia.org/hoja/Enrique_Viedma_Vidal