27. nov., 2019

INGRID WALLBERG

 

Ingrid Wallberg, nacida el 4 de mayo de 1890 en Halmstad, fallecida el 23 de enero de 1965, fue una arquitecta sueca. Es conocida por sus obras pioneras del Movimiento Moderno en Suecia y por su trabajo para la cooperativa de viviendas HSB. Ella fue la primera mujer arquitecta en abrir su propio negocio en Suecia. Wallberg creció en una familia acomodada en Slottsmöllan en Halmstad, donde la familia era propietaria de industrias textiles y de ladrillos: Wallbergs Fabriks AB y la fábrica de ladrillos de Slottsmöllan. Ella vivía con sus padres Alfred Wilhelm y Lotten Wallberg y sus hermanos en Villa Ekebo, que el padre había construido. Asistió a la escuela de niñas en Halmstad y luego a la escuela conjunta de Djursholm en Djursholm.

 

Cuando Ingrid Wallberg quiso estudiar arquitectura las mujeres no eran admitidas ni en el Real Instituto de Tecnología de Estocolmo ni en Chalmers de Gotemburgo, simplemente por suponerlas física y psicológicamente inferiores. Pese a esto, el destino de Wallberg tuvo éxito. Haber nacido en un hogar acomodado,  le permitió acceder a cierto grado de educación que no hubiera alcanzado en otra condición. Cumplimentada su educación básica, accedió a estudios artísticos, pero sin fines profesionales. Su padre consideraba que sus dos hijas mujeres debían casarse y formar una familia, mientras que sus hijos varones debían estudiar en el exterior y luego ocupar cargos de alto rango en la empresa familiar.

 

Cuando Wallberg inició su noviazgo con el arquitecto Lilienberg, a los 17 años, su padre le permitió continuar estudiando. En 1909 contrajeron matrimonio y se mudaron a la residencia Stora Gårda en Örgryte, Gotemburgo, allí establecieron su oficina. Lilienberg se dedicó a la planificación urbana y Wallberg colaboró con él en sus proyectos. Participaron en competencias internacionales de planificación urbana, la más destacable por el papel de Wallberg fue en 1913 en Chicago, donde obtuvieron el tercer premio. En 1917, nació el hijo de la pareja, Björn (1917–1934).

 

Wallberg comenzó a preocuparse por las condiciones de habitabilidad a medida que aumentaba la densidad poblacional en las ciudades y disminuía la oferta de vivienda. Criticó la poca practicidad del diseño de espacios y de muebles en general y en particular los presentados por la Asociación Sueca de Trineos en 1918. Así crecía su interés por las viviendas económicas, accesibles e higiénicas. En 1926, la pareja se separó. Fue una oportunidad para que Wallberg visitara a su hermana Lottie quien vivía en París y estaba casada con Albert Jeanneret, hermano de Le Corbusier. Durante su estadía, realizó una pasantía de seis meses en el estudio del arquitecto suizo. Allí también conoció al arquitecto Alfred Roth, con quien regresó a Gotemburgo y establecieron su oficina conjunta llamada R&W.

 

Su ambición era difundir el movimiento moderno diseñando viviendas funcionales basadas en los cinco puntos de Le Corbusier. No fue fácil que la sociedad sueca aceptara estos nuevos lenguajes. Lograron hacer una casa en Saro, en las afueras de Gotemburgo. Esta obra les valió la invitación para trabajar en la cooperativa de vivienda HSB recientemente iniciada. Crearon viviendas para HSB, pero también casas y villas. Lo primero que diseñaron para HSB fue una vivienda multifamiliar en Masthugget llamada Nybygget. La obra concluyó en 1930 y fue el primer edificio funcionalista de HSB. Los arquitectos habían puesto gran énfasis en el proyecto para lograr que las unidades fueran lo más funcional posible. Los apartamentos tenían cocinas compactas con muebles bien equipados y el área de comedor separada. La colaboración con HSB funcionó tan bien que R&W llegó a representarlos en la Exposición de Estocolmo en 1930. Allí mostraron apartamentos con ideas para ahorrar espacio y muebles estándar fabricados en la propia fábrica de carpintería de HSB. A menudo, los planes de construcción fueron detenidos por vecinos conservadores. Los planes de construcción también se detuvieron en el Tribunal Gubernamental.

 

Alfred Roth regresó a Suiza después de dos años y dejó a Wallberg para dirigir la oficina de arquitectura de Gotemburgo. Así se convirtió en la primera mujer arquitecta en Suecia en abrir su propia oficina. Ingrid Wallberg continuó su trabajo como arquitecta centrado, fundamentalmente, en la arquitectura residencial y los desarrollos urbanos. Un ejemplo del funcionalismo de Wallberg es una zona residencial en el distrito Bö de Örgryte en Gotemburgo. Fue entonces la primera zona residencial funcionalista de la ciudad (1934-1943).  Wallberg dirigió la oficina de arquitectura hasta principios de la década de 1940 cuando su padre falleció y ella se mudó a Halmstad para dirigir el negocio familiar. En Halmstad, ella también continuó trabajando como arquitecta hasta su fallecimiento el 23 de enero de 1965.

 

 

Álbum de fotos:

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.3211816652166816&type=3&uploaded=27

 

Fuente:  Agata Peskins  https://undiaunaarquitecta4.wordpress.com/2019/07/08/