12. feb., 2019

7 MUJERES DE LA BAUHAUS

 

Walter Gropius, Mies van der Rohe, Josef Albers, Paul Klee y Marcel Breuer son nombres que recuerdan el excepcional talento artístico de la escuela Bauhaus. Pero un aspecto excepcional pero menos conocido de la Bauhaus es que la escuela experimental alemana de arte de principios del siglo XX fue una de las primeras instituciones educativas que aceptaría abiertamente a mujeres calificadas en el programa.

Una vez que ingresaron al programa, las mujeres no fueron tratadas exactamente como iguales a sus pares masculinos, pero en 1919 la aceptación de estas apasionadas fue el comienzo de una ola de artistas y artesanas modernas que hicieron contribuciones significativas, pero no tan reconocidas en el movimiento Bauhaus. Conócelas a continuación:

 

1. Anni Albers

Albers comenzó su educación en la Escuela de Artes y Oficios en Hamburgo, Alemania. En 1922, llegó a la Bauhaus con interés en tejer. Ella era conocida por sus patrones de abstracción geométrica. A lo largo de su carrera, experimentaría con las funciones de los textiles y las propiedades físicas de ciertos materiales de tejido. Después de emigrar a los Estados Unidos en 1933, cuando los nazis tomaron el poder, continuó su trabajo, abriendo un estudio en donde colaboró con compañías internacionales de diseño y muebles como Knoll. En 1949, obtuvo un gran reconocimiento del MoMA en Nueva York en una exposición individual.

 

2. Gunta Stolzl

Gunta Stolzl, uno de los primeros miembros de la Bauhaus, llegó a la escuela en 1919. Stolzl tenía un gran interés en las artes, pero a su llegada, se inclinó hacia el tejido. A pesar de la misión de la escuela de incluir mujeres, la arquitectura, el diseño industrial y la escultura estaban reservados para los hombres. El tejido y la cerámica se convirtieron en las principales formas de arte exclusivamente para mujeres. Ella ayudaría a Marcel Breuer a tapizar muchas de sus piezas de muebles. Su matrimonio con un compañero de clase judío eventualmente causaría que Stolzl dejara la Bauhaus a medida que el nazismo seguía creciendo. La pareja se mudó a Suiza, donde Stolzl abrió su propia práctica como diseñadora textil.

 

3. Marianne Brandt

Marianne Brandt continuó empujando los límites para las mujeres en la Bauhaus. Laszlo Maholy-Nagy, director de la Bauhaus, quedó impresionado con la joven Brandt y le permitió al artista usar el taller de metal, una primicia para mujeres en la Bauhaus. Ella también trabajó en el taller textil bajo Gunta Stolzl. En 1928, Brandt reemplazaría a Maholy-Nagy como jefe del taller de metal, continuando su trabajo de creación de productos innovadores y convirtiéndose en uno de los diseñadores industriales más famosos. A lo largo de su vida, perseguiría y destacaría en muchas disciplinas artísticas: pintura, escultura y fotografía.

 

4. Margarete Heymann

Margarete Heymann ingresó a la escuela Bauhaus con un gran interés por la cerámica. Gropius le permitió entrar al taller, pero se fue después de un año debido a las frustraciones con la administración Bauhaus y las limitaciones que se le impusieron. Heymann continuó experimentando con la cerámica después de su tiempo en la Bauhaus y organizó, con su esposo, un taller durante un par de años antes de su trágica muerte.

 

5. Gertrud Arndt

Gertrud Arnt era una mujer apasionada por la arquitectura. Después de ganar una beca para estudiar en la Bauhaus, pensó que la escuela le daría la oportunidad de perseguir su pasión, pero la administración no le permitió tomar el curso de arquitectura. En cambio, Arnt se dirigió hacia los talleres textiles, que estudiaría mientras estuviera allí. Después de graduarse, Arnt nunca volvería a practicar diseño textil. En cambio, enfocó sus esfuerzos creativos en la fotografía.

 

6. Benita Koch-Otte

Benita Koch-Otte fue una de las artistas textiles más destacadas de la Bauhaus. Utilizó su experiencia previa como maestra de dibujo, textiles y educación física como una base para su interés en las artes. Después de su tiempo en la Bauhaus, Koch-Otte enseñaría en el laboratorio de tejidos creando nuevas técnicas para enseñar a los estudiantes de Bauhaus. Continuaría enseñando a lo largo de su carrera y en el retiro. Sin embargo, es mejor conocida por su investigación en técnicas innovadoras de tejido.

 

7. Lou Scheper-Berkenkamp

Nacida en 1901, Lou Scheper-Berkenkamp, formalmente conocida como Hermine Louise, se inscribió en la Bauhaus en 1920. Completó los cursos preliminares y comenzó a enfocar su esfuerzo artístico en la pintura mural. Después de su tiempo en la Bauhaus, Scheper-Berkenkamp permaneció involucrada en la escuela, particularmente en el teatro y las exposiciones. Tras la muerte de su esposo, también ex alumno de Bauhaus, Lou asumió muchos de sus deberes en el diseño de colores en la arquitectura. Más adelante en su vida, publicaría una serie de libros infantiles y desempeñaría un papel activo en representación de las mujeres en la Asociación Profesional de Bellas Artes.

 

Álbum de Fotos:

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.2629113193770501&type=3&uploaded=33

 

Fuente:  Lindsay Duddy para Plataforma Arquitectura. Traducido por Mónica Arellano

<https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/906608/siete-mujeres-influyentes-e-innovadoras-de-la-bauhaus> ISSN 0719-8914