14. nov., 2018

LUIGI MORETTI

Luigi Walter Moretti (2 de enero de 1907 - 14 de julio de 1973) fue un arquitecto italiano. Nació en Via Napoleone III, en Esquiline Hill , en el mismo apartamento donde vivió casi toda su vida. Era el hijo natural de Luigi Rolland ingeniero y arquitecto y María Giuseppina Moretti. Asistió a la escuela primaria y secundaria en Collegio San Giuseppe y desde 1925 estudió en la Real Escuela de Arquitectura de Roma donde se graduó en 1929.

 

La obra de Luigi Moretti es sorprendente y desconcertante. Y su figura, sin duda, la de un perfecto outsider para su época.  Su propia vida (1907-1973) es un continuo devenir entre luces y sombras: abandonado en temprana edad, junto a su madre, por su padre el arquitecto belga Luiggi Roland; doctorado con los máximos laureles en la universidad de Roma; protagonista de oscuras relaciones con el fascismo imperante en la Italia prebélica; encarcelado en la posguerra y luego rehabilitado; arquitecto mimado de la jet-set y de los personajes de moda en la Italia de los años cincuenta y sesenta; despreciado por sus críticos contemporáneos; continuo e incansable  catalizador y animador de las vanguardias artísticas nacientes, desde la revista Spazio por el fundada; contumaz soltero de oro, casado a los sesenta años y fallecido trágicamente cuando realizaba su propia casa.

 
 


Moretti es un empedernido estudioso e investigador de la cualidad espacial y formal en la arquitectura. Apasionado de la época barroca, confeccionó maquetas de los espacios interiores, a modo de negativos, de las obras del pasado que admiraba. Junto a Nervi, profundizó exhaustivamente en las relaciones existentes entre forma y estructura, llegando a lo que designó, esotéricamente, arquitectura parametrizada. Su obra evoluciona desde las posiciones monumentalistas, hacia otras racionalistas, ("imprudentes" en pleno fascio), para llegar finalmente a formas totalmente libres y personalísimas. La etiqueta con la que se le oficializa "del racionalismo al informalismo", impuesta desde la exposición de su obra, celebrada en Roma, en Noviembre del 2010, no lo define completamente.                                                                                                                                                  

                                                                                                                                         

 

Moretti es muchisimo más como arquitecto : una amalgama del expresionismo, del racionalismo, del organicismo, de yustaposiciones, contradicciones, y ambiguedades formales sabiamente premeditadas. Y sin duda, el adalid del naciente arte abstracto transvasado hacia la arquitectura. La influencia y la ósmosis mantenida con los artistas emergentes en el panorama italiano, especialmente de Fontana, Buri, y sobre todo de Capogrossi, todos colaboradores habituales en la revista Spazio, encaminó al arquitecto hacia sus nuevas resoluciones formales.

 


 Luigi Moretti es el primer arquitecto italiano moderno con verdadera proyección internacional y autor de grandes obras institucionales y residenciales. Basta recordar, entre otras, La Escuela de Esgrigma en Roma (1933), (racionalismo a tope en pleno fascismo), el edificio de apartamentos en Via Corridoni en Milan (1947), las Oficinas en Corso de Milan, Roma (1949), el conjunto Watergate en Washington (1960), y el famosísimo edificio el Girasole, en la Via Bruno Wozzi de Roma (1947).

 

 

Tras doce años de práctica inactividad proyectual, tras la guerra, Moretti irrumpe magistralmente con un lenguaje arquitectónico insólito, nuevo y personal, en el que recoje  toda la  labor de los pasados años de  reflexión e investigación. Pero no es solo en estas obras, que también, donde Luigi Moretti se mueve con maestria. Es en el ámbito de las vivienda unifamiliar, "Le Ville", donde su universo formal brilla y se plasma rotundamente con la libertad creadora de su genio. Entre la treintena de viviendas que proyectó desde 1925 hasta su  muerte en 1973, fascinan cuatro obras singulares que se relacionan entre sí. Son la Casa Muti, La Saracena, la Califfa y la Moresca.

 

  



 En la casa para su amigo Muti (1940-1943), se anuncia el espiritu en que deveniran las otras y algunas de las constantes que desarrollará posteriormente.La casa, situada frente al mar en Brioni, se proyecta con una forma lineal, ligeramente curvada, adaptandose sutilmente al perfil de la costa. En ella, Moretti establece ya la clara diferenciacion entre las estancias del dia y las de noche. Las primeras abiertas y volcadas panoramicamente sobre el paisaje y el mar. Las segundas cerradas y protegidas. Es el concepto del abierto-cerrado, dentro-fuera, que comienza sabiamente a manejar en sus casa posteriores, y que ha influido en tantos arquitectos ( Richard Meier en la Casa Douglas,  Mario Botta, en la Casa Rotonda..)

 
 

  

En la casa Muti, el frente al interior, el de acceso, es abrupto, rasgado, de materiales petreos y pesados,  preservando la intimidad de sus habitantes. Por el contrario el  frente al exterior, el recayente al paisaje  es abierto, acristalado, amable. Deambulando por ella, la casa se ofrece como un paseo frente al mar, con la ambiguedad de la interrelación entre el interior/exterior. Es el binomio dentro-fuera secuencializado.

 

 

La Saracena, (1954), es tal vez la más conocida y su gran obra maestra. En ella aparecen plasmados ya con contundencia los temas de la casa Muti. El acesso rotundo y cerrado, las estancias de dia abiertas al paisaje y al mar, las de noche concentradas  en su volumen propio.
Ahora la casa ofrece un paseo descendente, sinuoso y acristalado,  desde la zona "cerrada" hacia la "abierta", vertiendo a un amable jardin interior. Aparece tambien un elemento al que Moreti recurrirá continuamente : la torre de observación sobre el horizonte, al modo de las torretas vigia, muy comunes en toda la costa mediterranea en tiempos de piratas y corsarios. Esta torreta se conforma tanto desde el desarrollo de la propia escalera, o desde otro volumen, pero siempre con una gran fuerza formal. Como el mismo Moretti definió, la Saracena es " una casa celosa, saracena, construida para el afecto de la bellas personas que la habitan, es una casa para la tranquilidad y el descanso".

 

 

 
La Califfa (1967) es una casa desconcertantemente enigmática. De reducida escala, su planta envolvente es como un caparazón que la encierra, protege, y luego la vuelca sobre el mar. Este caparazón, tectonicamente agreste, se sutiliza mediante bandas envolventes en alto y bajo relieve, como las ondas de las olas marinas. La casa es en sí toda ella una torreta de observación esculpida por los vientos. Su sorprendente balcón de la planta superior, volado hacia al mar, es al mismo tiempo también abierto y protector

 

 

La Moresca (1954-1981) es la casa  pensada durante tantos años y proyectada para el mismo. En ella confluyen y se resumen todas sus inquietudes anteriores, el fruto de todos los años de maduración,  la compilación y el poso de las cualidades formales y espaciales que el arquitecto ha ido descubriendo durante su vida.  La Moresca, es al mismo tiempo informal, libre y barroca, abstracta y orgánica. Su planta alargada se asemeja a un extraño molusco marino, a una jibia hechizadora que se despierta perezosamente. Es la sinteis de todas las experiencias pretéritas:  el acceso agreste, la casa como torre abierta sobre el horizonte, el abierto-cerrado, la ambigüedad, la libertad formal sin ataduras.  Paradojicamente,  Luigi Moretti no pudo ver concluida “su casa”. Ni habitarla y vivirla jamás. La muerte le sobrevino en este esfuerzo final. Murió en 1973, debido a una insuficiencia cardíaca. La vida suele tener a veces estas despiadadas paradojas.

 

Álbum de Fotos:

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.2477158872299268&type=3

 

Fuente: Pablo J. López Hernández:  elarquitectoimpenitente.blogspot.com/2012/05/moretti-no-solo-del-racionalismo-al.html