26. jun., 2018

IVÁN LEONIDOV

Ivan Ilich Leonidov (Иван Ильич Леонидов)(Vlassika (Rusia), 1902 - Moscú, 1959) fue un arquitecto de la Rusia soviética. Hijo de campesinos, trabajó como obrero en la industria marina en Petrogrado (actual San Petersburgo) desde 1914 hasta 1917, donde mostró su talento para el diseño. Enviado a Moscú, tras una breve formación en el Taller libre de las Artes en Tver, Iván Leonidov estudia hasta 1927 en los Vchutemas-Vchutein (Talleres superiores de arte y técnica), primero pintura y más tarde arquitectura en el taller de los Vesnin. Su proyecto de pre-titulación para la imprenta del diario Izvestia muestra, así, la influencia del joven constructivismo de los Hermanos Vesnin.

 

Prosiguiendo por esta vía, Leonidov presenta su Proyecto Fin de Carrera con una propuesta para el Instituto de Ciencias Biográficas, más conocido como Instituto Lenin (1927) que sigue siendo la referencia de su primer periodo constructivista. Este proyecto fue presentado en la primera exposición de Arquitectura de Moscú en 1927, siendo publicado en las principales revistas especializadas de la Unión Soviética, incluida la revista constructivista SA (Sovremennaya Arkhitektura), promovida por OSA (Asociación Contemporánea de Arquitectos). Aunque poco realista, este proyecto refleja algunos de los principios destacados por las teorías de Naum Gabo y Antonie Pevsner con el Manifiesto Realista, que en 1920 propusieron sus ideas del constructivismo, recibiendo la adhesión de Vladimir Tatlin, Kasimir Malevich y El Lissitzky.

 

En el proyecto para el monumento a Cristóbal Colón en Santo Domingo, Leonidov se presenta como uno de los iniciadores de la "arquitectura de la información" al proponer, en lugar de un monumento tradicional, un "organismo vivo" que proclama al mundo la importancia del acontecimiento y del hombre. En el proyecto para el Centrosoyus, concibe fachadas enteramente acristaladas, una solución, que según reconoce el propio Le Corbusier, influye sobre el proyecto final de este último, realizado en 1936 en Moscú. Este período culmina en el proyecto de repartición demográfica de la agrupación metalúrgica de Magnitogorsk, elaborado en colaboración con los estudiantes de los Vchutemas-Vchutein, donde Leonidov enseña a partir de 1927.

 

Hasta 1930, todas las obras del arquitecto pueden ser consideradas como la ilustración de las posibilidades que ofrecen las formas geométricas simples. Expresan la tendencia artística característica del momento de la manera más concentrada y acabada y se distinguen, sobre todo, por el empleo ingenioso de un grafismo negro y blanco. Ninguno de los proyectos de este periodo será construido.  En 1930 Leonidov participa en el concurso para el Palacio de la cultura del barrio Proletarski en Moscú. Su proyecto es objeto de duras críticas y calificado de "fantasía de papel". En ese mismo año se cierran los Vchutemas-Vchutein. Leonidov parte hacia el norte, a Igarka, para proyectar, a lo largo de seis meses, una nueva ciudad. En 1932 y 1933 dirige el taller del Mosproekt y, como consecuencia de un encargo, elabora un proyecto para el Club del kombinat del diario Pravda. Pero el proyecto es rechazado y Leonidov deja el Mosproekt.

 

El año de 1934 marca una etapa importante: realiza el célebre proyecto para la casa del Narkomtiajprom (NKTP, Comisariado del pueblo para la industria pesada), en la Plaza Roja de Moscú. Participando en este concurso, uno de los más importantes del periodo, crea quizás su obra más significativa, prototipo de sus trabajos posteriores. Pero sigue siendo incomprendido por la mayoría de sus contemporáneos, que no aprecian la relación del nuevo edificio con el entorno histórico del Kremlin. En el mismo año trabaja en el taller nº 3 del NKTP, dirigido por Moisei Guinzburg, participando en el diseño de los grandes conjuntos de Kliutchiki en Nijni Taguil (1935-1936), la costa sur de Crimea, el campamento Bolshoi Artek (1937-1938), así como del sanatorio del NKTP en Kislovodsk (1937-1938), para el que realiza un pequeño proyecto de escalera en el parque, única construcción conservada de Leonidov.

 

Los proyectos de los años treinta muestran una clara influencia de la herencia arquitectónica de Grecia, del Renacimiento y del Barroco. Su representación gráfica es, como siempre, digna de un virtuoso: Leonidov recurre al color y a diferentes materiales, sobre todo la madera natural, que utiliza como soporte en lugar del papel. La década termina con dos proyectos de concurso: el del kombinat del diario Izvestia en Moscú (1939-1940) y el Monumento a los héroes de Perekop (1941). Ambos proyectos desarrollan los principios de composición del NKTP, con elementos decorativos en fachada y esculturas figurativas monumentales, característicos de este periodo.

 

Después de la segunda guerra mundial, durante la cual es movilizado, Leonidov realiza una serie de proyectos para Stalingrado (Volgogrado), Kiev y Moscú, pero no cuenta con ningún apoyo. Elabora, sobre todo, un proyecto de Circo (1955), el Monumento a la Victoria y el Monumento del primer Satélite artificial de la Tierra (1957-1958), así como numerosos dibujos para el proyecto de Gorod Solntsa (Ciudad del Sol), inspirado en las ideas de Campanella. Sólo en 1959, algunos meses antes de su muerte, Leonidov será invitado a enseñar en el Instituto de arquitectura de Moscú.

Álbum de fotos:

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.2234911333190691.1073742100.100000155376360&type=3

 

Fuente: https://www.urbipedia.org/hoja/Ivan_Leonidov