6. dic., 2016

ETTORE SOTSASS

ETTORE SOTSASS  (1917 – 2007)  El arquitecto que dió al diseño italiano fama internacional.

 

Ettore Sottsass ( Innsbruck 14 de septiembre 1917- Milano , 31 de Diciembre de 2007) fue un arquitecto y diseñador italiano de finales del siglo 20. Fue uno de esos nombres que dieron al diseño italiano fama internacional y ayudaron a definir el así llamado Italian style. 

 

Sottsass nació el 14 de septiembre de 1917 en Innsbruck , Austria, y creció en Milán , donde su padre era un arquitecto. Fue educado en el Politecnico di Torino en Turín y se graduó en 1939 con una licenciatura en arquitectura. Sirvió en el ejército italiano y pasó gran parte de la Segunda Guerra Mundial en un campo de concentración en Yugoslavia. 

 

 En una entrevista publicada en la antología de diseño italiano Il Modo Italiano (Skira ediciones), recordó aquellos años de la posguerra como "muy difíciles" y dijo que se dedicó al diseño de objetos por "falta de dinero". Después de regresar a casa en 1948, estableció su propio estudio de diseño arquitectónico e industrial de Milán.

 

Fue entonces cuando su trabajo conquistó la atención del empresario italiano Adriano Olivetti, con el que empezó una colaboración de 30 años y de la que se recuerdan la célebre computadora Mainframe Elea 9003, y la máquina de escribir portátil Valentine (hoy expuesta en el MOMA). En aquellos años, la firma Olivetti se convirtió en el principal vehículo para los creativos italianos hacia el exterior.

 

En Olivetti, Sottsass se hizo un nombre como un diseñador que, a través del color, la forma y el estilo, logró llevar al equipo de oficina al terreno de la cultura popular.  Sottsass, Mario Tchou, y Roberto Olivetti ganaron el prestigioso Compasso d'Oro 1960 con la Elea 9003, la primera computadora central  italiana. En 1968, el Royal College of Art en Londres concedió Sottsass un doctorado honoris causa. 

 

Sin dejar de diseñar para Olivetti en la década de 1960, Sottsass desarrolló una serie de objetos que eran expresiones de sus experiencias personales de viaje en los Estados Unidos y la India, como ollas de barro inspiradas en su interés por el arte tántrico y la pasión por la cultura india. .

 

Sottsass fue un genio social. Con su primera esposa, Fernanda Pivano, y con sus amantes más tarde, creó múltiples círculos de gente extraordinaria, documentados por sus fotografías: Ginsberg, Bob Dylan, Picasso, Max Ernst, Alice Toklas, Chet Baker, Jack Kerouac, Helmut Newton, Robert Mapplethorpe, Alberto Moravia y Ernest Hemingway. 

 

Continuó diseñado más productos para Olivetti, que culminaron en 1970 con el diseño de la máquina de escribir portátil Valentine de plástico y en un luminoso color rojo, que se convirtió en un accesorio de moda. 

 

La sensación de que su creatividad estaba siendo sofocada por las empresas para las que trabaja, en los años 70 permite que su obra se vea muy influída por las colaboraciones experimentales con los diseñadores más jóvenes como Superstudio y Archizoom , que culmina en la fundación de Memphis a comienzos de la década.

 

En los años ochenta fundó el grupo Memphis junto a los grandes diseñadores Hans Hollein, Arata Isozaki, Andrea Branzi y Michele de Lucchi, entre otros. Con este grupo se revolucionó la idea del mueble contemporáneo con piezas que pronto se convirtieron en iconos de la modernidad. Es de esta época la librería Carlton, uno de sus objetos más famosos. "Para mí, el diseño es una forma de discutir la vida", decía Sottsass, "es una forma de discutir la sociedad, el erotismo, la política, la comida y el diseño mismo".

 

 

Memphis en la década de 1980 atrajo la atención mundial por su gran energía y extravagancia, Ettore Sottsass comenzó a ensamblar una consultoría de diseño importante que llamó Sottsass Associati.  En su estudio milanés, Sottsass, desarrolló una visión "antropocéntrica" de la arquitectura que intenta establecer una relación entre naturaleza y construcción.

 

Odiaba la definición de "posmoderno" que a menudo le fue atribuida. "Aquélla", comentó, "es una astucia norteamericana, que inventa una cultura que no está". Sin embargo, no tenía dudas: "Si algo nos salvará, será la belleza", dejó escrito, en una suerte de testamento espiritual.

 

Sottsass fue autor de una vasta obra; muebles, joyas, cerámica, vidrio, orfebrería, la iluminación, el diseño de máquinas de oficina y edificios que inspiró a generaciones de arquitectos y diseñadores. En 2006 el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles celebró la primera gran exposición de su obra en los Estados Unidos. 

 

Una exposición retrospectiva, Ettore Sottsass: Work in Progress , se celebró en el Museo del Diseño de Londres en 2007. En 2009, el Centro de Cultura Contemporánea Marres en Maastricht presentó una re-construcción de una anterior exposición de  Sottsass:  “Paisaje para un nuevo planeta” , que tuvo lugar en el Museo Nacional de Estocolmo en  1969. 

 

"Me gustaría que los visitantes saliesen de aquí llorando, es decir, con una emoción", Ettore Sottsass, expresó ese deseo al inaugurar su última exposición acerca de su trabajo, en Trieste (noreste de Italia). Este fue  un deseo que marcó toda su trayectoria creativa. Sottsass murió en Milán la noche del 31 de diciembre de de 2007 por paro cardiaco. Había cumplido hacía poco 90 años.

 

IMÁGENES:   

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.1527503123931519.1073741974.100000155376360&type=3