3. oct., 2015

THEO VAN DOESBURG

Theo Van Doesburg  (seudónimo de Christian Emil Marie Küpper Utrecht, 1883 - Davos, 1931)

 

Arquitecto, pintor y teórico de arte holandés, uno de los creadores del neoplasticismo. Tras unos inicios figurativos según la forma de los fauves, se centró, influido por Kandinsky, en una forma de abstracción geométrica. Amigo de Mondrian desde 1915, fundó junto a éste el grupo y la revista De Stijl (1917). Colaboró también en proyectos arquitectónicos y escribió textos teóricos (Principios fundamentales de las nuevas artes plásticas, 1925), además de llevar a cabo un importante papel propagandístico y de difusión del neoplasticismo en los principales centros artísticos.

 

En 1908 realizó su primera exposición de pintura en La Haya, encuadrando su arte en el naturalismo hasta 1915-16, en la que su obra empezaría un proceso de abstracción y geometrización coincidiendo con los contactos con los primeros miembros del grupo, entre los que se encontraba Piet Mondrian, junto a quien fundaría en Leiden la revista De Stijl, órgano de prensa del movimiento neoplasticista, cuyo primer número saldría en octubre de 1917.

 

En 1918, el mismo año en que Tristán Tzara escribió el Manifiesto Dadá, Theo Van Doesburg y otros artistas y pintores neerlandeses, como Piet Mondrian, publicaban el Manifiesto del neoplasticismo, totalmente antagónico al dadaísta. Si los dadaístas querían destruir el arte, los neerlandeses querían su renovación total. Frente a la intuición, la irracionalidad y el azar, opusieron la razón ordenadora, capaz de crear un estilo de formas simples y claras, caracterizado por el uso de colores primarios y aplicable a todas las manifestaciones plásticas. El empeño de Van Doesburg se concretó en la defensa de una utopía a la vez racionalista y humanista, plasmada sobre todo en sus proyectos de decoración de interiores, en los que se integraban pintura y arquitectura.

 

Entre 1921 y 1923 seguiría editando la revista desde Weimar, donde organizaría unos cursos paralelos a los que se impartían en la Bauhaus sobre el nuevo estilo a los que asistirían muchos de los estudiantes y profesores de la Bauhaus. Durante su estancia en Weimar, Van Doesburg también había entablado amistad con los constructivistas, especialmente con László Moholy-NagyEl Lissitzky y Hans Richter, entre otros, con quienes participaría en Düsseldorf en el Congreso Internacional de Artistas Progresistas en 1922, del que posteriormente saldría la Fracción Internacional Constructivista. Ambos movimientos tenían un objetivo común: proponer la reconstrucción material y espiritual del mundo. Van Doesburg y otros miembros de De Stijl entrarían a formar parte de la Revista G, órgano del constructivismo alemán cuya redacción estaba formada por Hans RichterEl Lissitzky y Gräff y contando, además, con Ludwig Mies van der Rohe como colaborador.

 

Para Reinard Banham, Theo van Doesburg fue el primer artista abstracto que contribuiría a modificar la visión de la Bauhaus, pero sólo fue el primero. El verdadero mérito de este cambio se lo otorga a László Moholy-Nagy. La relación entre van Doesburg y la Bauhaus de Weimar ha sido objeto de gran controversia y discusión. Según Overy, el impacto que causaron aproximadamente al mismo tiempo la influencia de la vanguardia rusa, representada por El Lissitzky, y la holandesa, de la mano de van Doesburg, sería decisivo para lograr el cambio de un método de enseñanza y una actitud basada en el artesanado al de la estética de la máquina y la producción en masa, que tendría lugar en 1923.

 

En 1924 publicó en la Bauhaus: Principios de Arte Neoplástico y dio diversas conferencias en Europa. En ese mismo año se rebeló contra la insistencia programática de Mondrian en la utilización exclusivamente de líneas verticales y horizontales, realizando su primera Contracomposición, en la que introduce las diagonales y da comienzo a una nueva dirección del neoplasticismo, que se conoce como elementarismo. Mondrian consideraría herética esta actitud de Van Doesburg e inició su distanciamiento del grupo De Stijl. A principios de los años treinta se convirtió en la fuerza impulsora del nuevo grupo abstracto parisino llamado Abstracción-Creación.

 

El elementarismo suponía una relación ambigua de ruptura y continuidad y, según van Doesburg, constituía el punto más alto de la evolución pictórica, que había pasado de la composición clásica simétrica a la composición concéntrica cubista y, de ahí, a la composición periférica neoplástica. La contracomposición elemental añadía una nueva dimensión a la anterior concepción neoplástica: diagonales, planos inclinados y colores disonantes que destruían el equilibrio de la horizontal y vertical introduciendo el dinamismo y la tensión. 

 

En el cambio que experimentó la obra pictórica de van Doesburg desde 1923 a 1924, para Crego, tuvieron una importancia clave sus exploraciones sobre la cuarta dimensión, sus proyectos arquitectónicos y el intercambio de ideas con El Lissitzky. En Hacia una construcción colectiva, de 1924, escrito junto a Cornelis van Eesteren, parecía poner de manifiesto su actitud ambivalente hacia la pintura abstracta: "Hemos establecido el verdadero lugar del color en la arquitectura, y así declaramos que la pintura carente de una construcción arquitectónica (es decir, la pintura de caballete) no tiene razón de existir."

 

Theo Van Doesburg llevó a cabo proyectos de decoración de interiores, generalmente en colaboración con otros artistas, en los que las continuidades o rupturas cromáticas articulan los espacios y los dinamizan integrando una unidad color-arquitectura visualmente indisociable. Junto a Van Eesteren hizo varios proyectos, entre los que destacan el del vestíbulo de la Universidad de Ámsterdam (1923). En 1926, van Doesburg, Jean Arp y Sophie Taeuber-Arp, recibirían el encargo de remodelar el interior de un gran restaurante y club nocturno de Estrasburgo, el Café «Aubette» (1926-28), que supondría el mayor proyecto colectivo de van Doesburg. En ellos el juego de diagonales promovía enlaces entre las distintas superficies y establecía una continuidad entre los diversos espacios de las salas. En 1930 diseñaría su casa-estudio en el 29 rue Charles Infroit de Val-Fleury, en Meudon.

 

Van Doesburg se mantuvo activo en grupos de artísticos como Cercle et CarréArte Concreto y Abstraction-Création. A finales de febrero de 1931 tuvo que marcharse a Davos Davos en Suiza por problemas de salud, falleciendo el 7 de marzo de 1931. En 1932, Nelly van Doesburg, junto a muchos de los nuevos y antiguos miembros de la revista, entre ellos Mondrian, publicaron el último número homenaje a Theo van Doesburg en 1932.

 

IMÁGENES: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.451923444822831.121643.100000155376360&type=3

 

 fuentes: Wikipedia - Biografías y Vidas.