19. abr., 2015

LE CORBUSIER. CASA DEL DR. CURUTCHET

 

La casa del Doctor Curutchet es el único edificio de Le Corbusier construído en Latinoamérica. Es una pequeña vivienda unifamiliar situada en La Plata, provincia de Buenos Aires en Argentina.

 

Su propietario nunca conoció personalmente a Le Corbusier, ni éste se trasladó a La Plata a ver el terreno ó dirigir las obras. Sin embargo, este edificio es un perfecto ejemplo de la arquitectura del maestro y del empleo del Modulor.

 

 Esta es su historia basada en las palabras de sus protagonistas.

 

  

PEDRO DOMINGO CURUTCHET  (LAS FLORES 1901 – LA PLATA 1989) FUE UN MEDICO CIRUJANO, INNOVADOR DE TÉCNICAS QUIRÚRGICAS Y  DISEÑADOR DE INSTRUMENTAL QUIRÚRGICO.

Curutchet dice de sí mismo:

 «Lo mío, mis estudios, son de estructura y de forma aplicados al diseño del instrumental quirúrgico. Mi vocación es esa, fíjese que yo he hecho una cosa que es pariente de la arquitectura. Funcionalismo, forma, estructura, tienen elementos básicos de la arquitectura. Quizás en mi había un arquitecto frustrado, o había una segunda vocación».(1978)

 

 

 ESTUDIA EN LA PLATA Y EN 1929  SE MARCHA A LOBERÍA, PUEBLO LLAMADO ASÍ POR LA ABUNDANCIA DE LOBOS MARINOS.

EN 1948 VUELVE A LA PLATA CON EL ÁNIMO DE PARTICIPAR EN SU VIDA CULTURAL: CONCIERTOS Y EXPOSICIONES ARTE

 La Plata es una ciudad creada ex-novo en 1880 para ser la capital de la Provincia de Buenos Aires

Su trazado en damero de grandes dimensiones es diseñado por Pedro Benoit seguidor de las teorías higienistas de la época. Tiene grandes avenidas arboladas, amplias plazas y zonas verdes como el Gran parque El Bosque. 

 

 

CURUTCHET COMPRA UN PEQUEÑO SOLAR DE 180 M2. CERCA DE EL BOSQUE 

 Curutchet dice:

  “Yo le escribí desde La Plata a un arquitecto de Buenos Aires, diciéndole lo que yo quería, y no me contestó. No me pregunte su nombre porque no lo recuerdo: era un arquitecto que publicaba mucho en ese tiempo.

Me puse a estudiar más de cerca el tema y era un lugar tan bien ubicado, en el Paseo de El Bosque, que para ser bien explotado podría serlo aún más con un arquitecto moderno, un hombre de las ideas de Le Corbusier”.

Y su nieto José Goggi

 "Mi abuelo era un hombre muy culto, racionalista, amante de la música y del arte y que estaba muy compenetrado con el movimiento modernista.

El tenía un terreno de 9 por 20 metros de fondo y encargó a la Facultad de Arquitectura de la UNLP un proyecto inspirado en el modernismo europeo. Pasados dos años y como no recibió ningún proyecto se cansó. 

Y aprovechando que una tía mía viajaba a Francia, le envío una carta, a través de ella a Le Corbusier, de quien era admirador", dice Goggi. (Agosto 1948)

 

 

 

CUANDO CURUTCHET ENCARGA EL PROYECTO TIENE 47 AÑOS Y LE CORBUSIER 60 Y YA ES UN ARQUITECTO CONSAGRADO CON IMPORTANTES ENCARGOS 

Sin embargo Le Corbusier contesta:

"Me complace realizar este trabajo porque su problema es el típico de una pequeña casa que siempre ha suscitado todo mi interés. Su programa, la casa de un médico, es extremadamente atractivo desde el punto de vista social.

Estoy interesado en la idea de hacer de su casa una pequeña construcción doméstica como una obra maestra de simplicidad, funcionalidad y armonía”.

CURUTCHET LE ENVÍA UNAS FOTOGRAFÍAS DEL SOLAR Y UNOS CROQUIS CON LA NORMATIVA URBANÍSTICA A TENER EN CUENTA. LE CORBUSIER LE CONSULTA SOBRE SUS PREFERENCIAS Y

 Curutchet escribe:

“Respeto su máxima libertad de composición. Quiero agregar que el solo anuncio que un maestro de su importancia proyectará mi casa ha producido un enorme interés y expectativa entre la gente culta y el ambiente intelectual de la Plata”

 

 

EN MAYO DE 1949 LE CORBUSIER LE ENVÍA UN  PROYECTO QUE CONTIENE  16 PLANOS, 12 FOTOS DE LA MAQUETA Y UNA EXTENSA MEMORIA. 

Le Corbusier le explica:

“Todo el proyecto se establece por medio del “Modulor” del cual el Sr. Amancio Williams podrá comentarle. Se trata de un sistema de medidas armónicas que hemos creado aquí hace más de siete años y que aplicamos en nuestros proyectos” . 

Curutchet al recibir el proyecto contesta:

«Se que esta obra quedará como una lección de arte contemporáneo, del arte suyo, de vanguardia, del original espíritu creador. Mi deber será que todos aprovechen esa lección, en beneficio de su propia cultura y en reconocimiento al gran maestro».

“…pero después de esta primera impresión miro, y en cada detalle descubro un nuevo interés, un nuevo espejo de diáfana belleza intelectual. Desde ahora comprendo que viviré una nueva vida, y más adelante espero asimilar plenamente la sustancia artística de esta joya arquitectónica que usted ha creado”. 

 

 

LE CORBUSIER ESTÁ EN ESAS FECHAS MUY OCUPADO, Y PARA LA DIRECCION DE OBRA PROPONE A UN DICÍPULO SUYO ARGENTINO,  AMANCIO WILLIAMS QUE ES UN JOVEN DE 35 AÑOS.

AMANCIO WILLIAMS ESTUDIA EL PROYECTO A FONDO EN CONTACTO POR CARTA CON EL ESTUDIO DE LA RUE DE SÈVRES. 

Querido Le Corbusier:

“Yo encuentro que esta parte no está a la misma altura que el resto del proyecto y sería muy malo dejarla pasar, pues me parece que se obtuvo esta solución para no complicarse. Evidentemente el primer tramo de escalones ‘a la petit-hotel’ está adosado a la escalera y no concuerda con la libertad espacial que exhiben las plantas...". 

"...Le envío algunos planos con otra posibilidad, con la menor transformación. La conexión con la rampa no es feliz, pero se podría estudiar más. Estoy seguro que encontrará Ud. la solución. Si me envía la respuesta en 20 días, la construcción no se retrasará, pero si considera que todas estas consideraciones son idioteces, lo tomaré como un tirón de orejas". (Correspondencia, AW a LC: 14-09-49). 

Mon Chere Williams

“Su crítica relativa a la entrada de la casa Curutchet está perfectamente justificada y su solución es excelente. Le propongo una mejora a su propuesta en tres croquis, planta, sección y perspectiva. Usted puede perfeccionar la solución si es posible" (Correspondencia, LC a AW: 22-09-49). 

Amancio Williams vuelve a la carga y pide precisiones a Le Corbusier, casi tímidamente: “los dibujos no están a la escala Modulor” . 

Y el maestro sentencia: “...le enviaré una tira de papel del “Modulor” de 2,26 m. de longitud. Es lo único que hay por el momento, pues la fabricación de esta regla aún no ha encontrado interesados entre los industriales de los Estados Unidos. 

Usted puede, si quiere, cortarla en dos y pegarla sobre una banda de plástico y hacer un rollo que puede guardar en un pequeño bote de carrete de película Kodak y llevarla en el bolsillo” (…) “en cuanto a su empleo, ensaye usted mismo en la práctica.  

 

 

EL COMIENZO DE LA OBRA SE RETRASA Y CURUTCHET SE PONE NERVIOSO 

Curutchet a Amancio Williams:

“Si la situación tarda demasiado en definirse, hasta pienso en la sacrílega posibilidad de abandonar el hermoso proyecto de Le Corbusier y hacer más adelante una casa de más fácil ejecución.

 La determinación es tremenda por muchos aspectos: por ser la renuncia al merecido descanso y a la vuelta a los centros de cultura, por Ud. que ha puesto su inteligencia e interés y por el mismo Le Corbusier que felizmente ignora todo esto”. 

Le Corbusier a Amancio Williams:

"Vuelto de India, me he encontrado vuestro dossier de planos de la casa Curutchet. Tengo la impresión que estos planos están cuidadosamente realizados. Pareciera que habéis tenido dificultades con Curutchet, lo siento mucho. La vida es difícil para todo el mundo y es necesario tener resistencia y agallas; estoy persuadido que usted tiene una y otras" ", (Correspondencia, LC a AW: 29-03-54). 

"Mi querido Amancio, no sé si es usted ingenuo (naïf) de nacimiento, pero cuando se hace arte serio, como usted lo hace, es necesario asumir las consecuencias..." (Correspondencia, LC a AW: 21-10-54 

 

 

POR FIN AMANCIO WILLIAMS TERMINA SU ESTUDIO DEL PROYECTO Y PRESENTA: 210 PLANOS DE OBRA, 36 SOLO DE LA ESCALERA Y 24 DE DETALLES DE LAS CARPINTERÍAS. 

EN MAYO DE 1949  LA OBRA COMIENZA 

Curutchet a le Corbusier

“Después de haber superado obstáculos de todo género, la obra se hace y probablemente antes de marzo esté terminada.  A medida que la obra toma cuerpo y podemos apreciar su genial concepción, la comprendemos mejor como una música profunda cuando se escucha varias veces”.

 

 

LA OBRA AVANZA MUY LENTAMENTE 

Curutchet a le Corbusier

“Acabo de ir a La Plata y visitar la obra. Vuelvo completamente desalentado de la lentitud de los trabajos. Eso es para un futuro lejano e incierto. No hay plazo establecido ni prometido, toda vaguedad. Sin obligaciones para nadie, como no sea la mía de pagar y aceptar las cosas como vengan”. 

Curutchet a Amancio Williams:

“Solo puedo y acepto continuar bajo esta condición: que mi casa esté lista para habitar en marzo de 1952. Es un plazo factible, razonable, incluso normal.

En consecuencia, si Ud. por cualquier motivo, causa, razón o impedimento, no puede concretar y garantizar la ejecución en esa fecha señalada, me veré en la perentoria y deplorable necesidad de prescindir desde este mismo momento de su concurso como Director de la obra”. 

 

 

EN SEPTIEMBRE DE 1951 TERMINADA LA  ESTRUCTURA DE HORMIGÓN AMANCIO WILLIAMS DEJA LA OBRA.

 

EN DICIEMBRE DE  1955 LA CASA SE TERMINA TRAS LA INTERVENCIÓN DE TRES ARQUITECTOS MÁS: SIMON UNGAR, HUGO SARRAILLET Y  ALBERTO VALDEZ. 

Curutchet dice:

“Prefiero no hablar de la construcción de la casa de Le Corbusier, que salvo rarísimas y muy honrosas excepciones es para olvidar, pues va de la desesperación al infarto. La casa se hizo, no la hice, la hicieron…”. 

PERO LUEGO SE SIENTE POSEEDOR DE ALGO ESPECIAL 

 Curutchet a Le Corbusier 

“…la obra es visitada por estudiantes y profesionales de todo el mundo. Esta es “la casa de Le Corbusier” y me honra ser su propietario. Así lo digo y quiero que se repita. Usted puede hacer cualquier indicación que será cumplida y agradecida. Es y seguirá siendo su casa”. 

 

 

EL DOCTOR SU ESPOSA Y SUS DOS HIJAS OCUPAN LA CASA Y DURANTE LOS PRIMEROS AÑOS…

 Curutchet: 

 "La casa a mí me gustó mucho, pero si una crítica se le podría hacer es el exceso de luz: la luz me gobierna, yo no la gobierno. Oscurecer las habitaciones es un trabajo de locos. Yo quiero mucho el descanso y un descanso total no se puede tener si está vibrando la luz",

Su hija Leonor :

Otro problema era la falta de intimidad: mi padre hizo colocar gruesos cortinajes".
“A mi padre le gustaba, entre otras cosas, la prolongación que se producía desde la casa al exterior, hacia una hermosa plaza arbolada y el bosque de La Plata. Lo que menos le gustaba era el sol y el calor que en verano eran intolerables.  La luz entraba a raudales. A mí me molestaba mucho y para dormir tenía que cubrir mis ojos”.

 

Su nieto José Goggi :

"Mi abuelo se levantaba, trabajaba en el consultorio hasta el mediodía y después gustaba de dormir la siesta. Para eso se ataba un pañuelo en los ojos, porque en la casa, toda vidriada, no se podían tener ambientes oscuros de día. Mi tía hacía lo mismo".
Ese problema y el de la temperatura ("en verano el vidrio transmitía el calor y en invierno el frío") hicieron que la familia eligiera vivir en el lugar solo en otoño y en primavera,”

 

 

PEDRO CURUTCHET VIVIÓ CON CIERTA CONSTANCIA EN LA CASA DURANTE MUY POCOS AÑOS. LUEGO VOLVIÓ A INSTALARSE EN LOBERÍA.

LA CASA QUEDÓ AL CUIDADO DE UN FAMILIAR POR ALGÚN TIEMPO PARA LUEGO CERRARSE DEFINITIVAMENTE DURANTE MÁS DE VEINTE AÑOS. 

Su nieto José Goggi :

"Íbamos a la casa sobre todo para festejar la Navidad. Yo recuerdo esas ocasiones. Viajar a La Plata desde Buenos Aires demandaba más de dos horas y una vez allí estaba esa casa tan divertida, sin separaciones, con su sala de música donde mi abuelo tenía un combinado y un piano vertical y donde nos tirábamos por las rampas usando carritos a rulemanes. Es imposible olvidar esos momentos. Era como estar en Disneylandia". 

Su hija Leonor :

 “Hoy en día cuando mis padres van a La Plata no duermen en casa se hospedan en un hotel.

 

 

EN 1982 CURUTCHET VUELVE A LA PLATA,  ABRE LA CASA Y LA ENSEÑA A LOS CURIOSOS. 

 

LE CORBUSIER, MUERTO EN 1965,  SE CONVIERTE EN UNA GRAN FIGURA DE LA ARQUITECTURA MUNDIAL.  

 

EN 1986 CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE LE CORBUSIER LA CASA SE RESTAURA

 

EN 1987 SE DECLARA MONUMENTO NACIONAL

 

EN 1989 FALLECE EL DR. CURUTCHET.

 

ACTUALMENTE EL COLEGIO DE ARQUITECTOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES LA TIENE ALQUILADA A SUS HEREDEROS Y SE PUEDE VISITAR.

 

Imágenes: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.488142697867572.127876.100000155376360&type=3