8. mar., 2015

CHARLES MOORE

Arquitecto estadounidense, nacido en 1925 en Benton Harbor, Michigan. Estudió arquitectura en la Universidad de Michigan, en Ann Harbor, graduándose en 1947. Obtuvo el doctorado en filosofía por la Universidad de Princeton en 1957. 

 

En 1951 abrió su propio estudio en Monterrey y Berkeley. En 1960 comenzó su labor docente en la Universidad de California en Berkeley, en la que de 1962 a 1965 fue director del departamento de arquitectura.

 

En 1965 reemplaza a Paul Rudolf en la Escuela de Arte y Arquitectura de la Universidad de Yale, New Haven, siendo también director del departamento de arquitectura hasta 1969, año en que fue nombrado decano de la School of Architecture and Planning de la Universidad de Yale.

  

Charles Moore ha sido, como profesor, escritor y arquitecto, sobre todo, un maestro infatigable. Como director de las escuelas de Arquitectura de Berkeley, Yale, UCLA y Austin, impuso su personalidad entusiasta y abierta, que acompañaba de una excepcional erudición. Sus enseñanzas e ideas han quedado plasmadas en 14 libros que, en su mayoría, publicó con otros, autores. Body, Memory & architecture, Dimensions, The place of houses (de los que existe versión española) y Poetics of gardens son sus títulos más significativos.

 

En 1970 dejó este cargo y fundó la empresa Charles W. Moore Associates en Essex. Anteriormente había abierto un estudio de arquitectura junto con Donlyn Lyndon, Richard Whitaker y William Turn Bull, que dirigió con este último de 1965 a 1970.

  

En 1975 dejó Yale y se trasladó a la Universidad de California en Los Angeles. Desde 1985 realizó su labor docente en la Universidad de Texas. En 1991 crea la firma, Moore / Anderson architects.

 

Moore defendía una arquitectura configurada a partir de los deseos del cliente, las sugerencias del lugar y la forma entendida como puente entre la cultura, el pasado, la tradición y su tiempo, manteniendo siempre la fórmula de su eficaz vacuna contra cualquier rigidez puritana y dogmática: "¡Una casa no es un cilicio!". Practicó con el ejemplo en seis casas que construyó para sí mismo en las distintas ciudades a las que iba emigrando. La de Orinda, un contenedor que alberga dos sencillos templetes de cuatro columnas de madera, que enfatizan con luz cenital la presencia de la cama y la bañera, es una de sus propuestas formales más sugerentes

 

Moore es un artista culto y de una gran sensibilidad, seguidor de Kahn y de Perezzuti.  De sus primeras obras destacan su casa Orindo, California (1962) con su característico techo piramidal o, de este mismo año, el edificio comercial situado en al esquina entre las calles Kearney y Market, que se adapta perfectamente al contexto urbano sin caer en el eclecticismo del primitivo rascacielos.

 

 El complejo vacacional de casas de madera (1963-1965) y el club deportivo del Sea Ranch en el condado de Sonoma, California, son otros dos ejemplos de esta época donde la integración en el paisaje se hace de forma ejemplar.

 

También ha realizado proyectos de limitado presupuesto, como las viviendas de la Church Street en New Haven, Conneticut (1966-1969) y las viviendas sociales de Maplewood-Terrace en Middlenton, Conneticut (1970-1971).

 

Otras obras que cabe destacar son: el Kresge College en la Universidad de Santa Cruz (1966-1974); el proyecto Tegel Harbor Housing, Berlín (1980-1987), que consiste en un complejo de viviendas y tiempo libre en el muelle de Berlín; la University of Oregon Science Building en Eugene (1985); la Iglesia de Nativity en el Rancho de Santa Fe, California (1990); la Exposición Universal de Chicago de 1992.

 

Las obras de Moore poseen una gran simplicidad y están llenas de humor. En ellas mezcla, con gran habilidad y refinamiento, una serie de elementos heterogéneos que rompen con todas las reglas y tabúes de la arquitectura moderna.

  

La Piazza d´Italia

 

En 1978, Moore diseñó para Nueva Orleans la Piazza d'ltalia, un juego irónico de su visión del pasado y los recuerdos. Un espacio festivo como la escenografía de un musical de Broadway.

 

A partir de esta obra, la crítica construyó una reductiva identificación de Moore con la arquitectura posmoderna, corriente arquitectónica que busca la refundación de la arquitectura continuando la labor empezada por Kahn o por los Five (Eisenman, Hejduk, Gwathmey, Graves y Meier) que critican el exceso de Abstracción del Movimiento Moderno, e intentan recuperar en su obra referencias al históricas, pero sin caer en el eclecticismo.

 

El Movimiento postmoderno también intenta recuperar el valor institucional de la arquitectura y la función ideológica del arquitecto. Se hacen referencias historicas pero dirigidas a la memoria colectiva de una sociedad de masas, por lo que a veces se cae en la caricatura y en lo grotesco.

 

Esto sucede en la Piazza d´Italia donde se crea un escenario urbano a base de fachadas que reproducen arquitecturas de la Roma Imperial, con arcos de triunfo, órdenes clásicos, etc., tratado de una forma cómica, al igual que lo que hace el Arte Pop con los productos de consumo, incluso llegando a crear un nuevo orden clásico donde el fuste y el capitel están separados por un aro de neón.

 

El carácter escenográfico de esta obra es también muy significativo del postmodernismo,  que  intenta reflejar la superficialidad de la sociedad de consumo.

 

A Charles Moore, esta etiqueta le parecía demasiado estrecha. Por eso decía: "Creo que debemos ampliar nuestras fuentes para para incluir lo ordinario y lo exótico, lo próximo y lo lejano, en el espacio y en el tiempo. No conozco ninguna razón para limitarnos a una sola fuente (Le Corbusier en los treinta) o a ninguna".

 

Como contrapunto a la frase de Mies van der Rohe Less is more, la portada de una revista lo retrató, para su satisfacción, con el título de "Moore is more".

 

Charles Moore falleció de un infarto de miocardio el 16 de diciembre en Austin, Tejas, a los 68 años.

 

IMÁGENES: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.566013273413847.145499.100000155376360&type=3