6. mar., 2015

MARCEL DUCHAMP

Nació el 28 de julio de 1887 en Blainville-Crevon, un pequeño pueblo donde su padre, Eugène Duchamp, ejercía como notario y alcalde. Marcel asistió a clases de dibujo en el liceo imitando a sus hermanos mayores Raymond Duchamp-Villon y Jacques Villon que decidieron dedicarse al arte.

 

En 1904, se instala en Montmartre donde se albergaba la comunidad artística de París. Marcel se presentó al examen de la École des Beaux-Arts, que suspendió. Aunque sus primeras pinturas mostraban talento, produjo pocas obras en comparación a otros artistas. Fue ésta una época de titubeos y experimentación con varias tendencias. Era un tiempo de revoluciones artísticas: el collage de Picasso y Braque, el futurismo, las obras de Alfred Jarry, la poesía de Apollinaire y el arte abstracto de Vasily Kandinsky, Robert Delaunay y Piet Mondrian abrían al arte moderno.

 

En 1910 pintó La partida de ajedrez, en la que aparecían sus dos hermanos jugando al ajedrez en un jardín con sus mujeres abstraídas en sus cavilaciones. Expuso este cuadro junto a otros cuatro en el Salón d'Automne. A partir de esta  primera pintura innovadora, cada obra de Duchamp era distinta a las anteriores. Nunca se detuvo a explorar las posibilidades que abría una nueva obra, simplemente cambiaba a otra cosa.

 

Entonces empieza a interesarse por la plasmación pictórica de la idea movimiento. El primer intento de esta línea es Joven triste en un tren, que Duchamp consideró un esbozo. La siguiente obra de Duchamp continuó esta senda. Se trata de Desnudo bajando una escalera, del que pintó dos versiones.

 

Desnudo, que empezó en diciembre de 1911, sorprendió en primer lugar por su título, que pintó en el mismo lienzo.[8] El desnudo era un tema artístico con unas reglas fijas ya establecidas, que desde luego no incluían figuras bajando por escaleras. Duchamp mostró la idea de movimiento mediante imágenes superpuestas sucesivas, similares a las de la fotografía estroboscópica. Tanto la sensación de movimiento como el desnudo no se encuentran en la retina del espectador, sino en su cerebro.

.

La exposición de la Section d'Or, la exposición cubista más importante celebrada antes de la guerra,[ fué crucial para Duchamp. Se expusieron seis obras, entre ellas Desnudo bajando una escalera. Nº 2. Su obra tuvo poca repercusión en general, pero recibió elogios de Guillaume Apollinaire, y, lo que resultó más importante, atrajo vivamente el interés de Arthur B. Davies, Walter Pach y Walt Kuhn, que tenían proyectado organizar la Exposición Internacional de Arte Moderno que pasaría a la historia con el nombre de The Armory Show.

 

El Armory Show puso en contacto al arte estadounidense con la vanguardia europea. Entre las pinturas, esculturas y obras decorativas expuestas el Desnudo bajando una escalera, nº2 de Duchamp provocó una gran reacción. Hubo colas de treinta y cuarenta minutos para ver el cuadro y el American Art News ofreció diez dólares al que diera la mejor explicación del cuadro.[13] Aunque el arte moderno recibió burlas en la prensa, atrajo a un grupo no muy numeroso de coleccionistas.

 

Se traslada a Neuilly, donde viviría alejado del círculo artístico de Montmartre. Allí pasó dos años realizando estudios para su nueva obra El Gran Vidrio. El cambio en su obra fue total. Realizó dibujos preparatorios y escribió notas. En algún momento se le ocurrió que realizaría la obra sobre vidrio. De esta forma podría evitar la oxidación de los colores y también podría dejar zonas sin pintar, lo que elimina la necesidad de llenar todo el soporte.

 

 

Realizó un estudio en perspectiva del panel inferior (la machine célibataire o la máquina soltera). Pintó también un molinillo de café en perspectiva (Molinillo de chocolate (Nº 1)). Este trabajo en óleo sobre lienzo es un estudio del elemento central del panel inferior. Está pintado en un estilo muy diferente a sus obras anteriores, pues lo pintó con toda la precisión de la que fue capaz. Al recurrir al dibujo técnico, Duchamp intentaba eliminar la sensibilidad personal del artista al mecanizar el trazo. Más tarde consideró que aquel trabajo fue el auténtico principio del Gran vídrio.

 

En sus notas preparatorias juega con la ironía y altera las leyes de la física y la química. Así, se habla de la oscilación de la densidad, la inversión de la fricción y la sexualidad como motor de dos tiempos.  También se aprecia el gran interés de Duchamp por la cuarta dimensión y la geometría no euclidiana.

 

En algún momento, cuando exploraba esta vía, creó lo que posteriormente  consideró el primer ready-made: una rueda delantera de bicicleta dispuesta bocabajo sobre un taburete de cuatro patas (Rueda de bicicleta sobre un taburete).

 

Duchamp dijo que había surgido como un divertimento, pues le resultaba agradable observar como desaparecían los radios al girar la rueda.[17] Más adelante compró un portabotellas, artículo frecuente en los hogares franceses de la época, sin la intención de usarlo para llenarlo de botellas, sino como escultura ya hecha.

 

Aunque Francia entró en la Primera Guerra Mundial el 3 de agosto de 1914, Duchamp eximido del ejército por un problema del corazón, continuó trabajando en sus estudios para el Gran vidrio. El cambio en su obra fue total.

 

Harto de su vida en Francia en 1915 zarpó rumbo a Nueva York.

 

Tras dos meses en Nueva York, los medios de comunicación descubrieron que se encontraba allí y se convirtió en objetivo de los entrevistadores. Éste les correspondía con ideas y opiniones originales.[20] Sin embargo, ni habló de su obra ni se dedicó a pintar. Vivía dando clases de fancés

 

En aquella época Duchamp compró una pala quitanieve, la colgó del techo mediante un cable, la tituló In Advance of the Broken Arm y la firmó. Era un objeto elegido a través de la «indiferencia visual y, al mismo tiempo, de la total ausencia de buen o mal gusto».[  Es el primer auténtico ready-made: una obra creada por la elección del artista, no por su habilidad.

 

A partir de principios de 1917 los artistas del círculo de Arensberg fundaron la Sociedad de Artistas Independientes, a imitación del Salon des Indépendants con la intención de organizar exposiciones sin premio ni jurado.

Duchamp fue nombrado responsable del comité de selección y decidió que las obras se expondrían ordenadas alfabéticamente de acuerdo al apellido del autor. En total se expusieron 2125 obras de 1200 artistas, lo que convirtió la exposición en la mayor de la historia de los Estados Unidos.

 

Duchamp no presentó ninguna obra con su nombre, pero sí lo hizo con el seudónimo de R. MUTT. La obra en cuestión era un urinario usado, que Duchamp y Arensberg habían comprado. Lo tumbó y pintó el nombre R. MUTT en él. Lo envió a la organización con los dos dólares de la inscripción y el título: Fuente.

 

El objeto causó mucho revuelo entre algunos organizadores, que consideraban que era una broma o una indecencia. Se realizó una votación para determinar si habría que admitir el urinario en la exposición, que perdieron sus defensores. Duchamp y Arensberg dimitieron de la junta. El urinario se expuso en la galería 291 donde Stieglitz la fotografió. Se desconoce cuál fue el destino de la obra. También se desconoce por qué Duchamp la presentó a la exposición.

 

Cincuenta años más tarde, Duchamp diría «Les tiré el urinario en la cara y ahora lo admiran por su belleza estética».[28]

 

 

En 1917 Duchamp se embarcó rumbo a Buenos Aires, Compró un vidrio y empezó a trabajar en efectos que quería trasladar al Gran Vidrio.[35] También trató de organizar una exposición cubista pero pronto dejó el trabajo de lado por el ajedrez.

 

Compró revistas de ajedrez y estudió partidas de José Raúl Capablanca. Se apuntó a un club de ajedrez y empezó a jugar por correspondencia. Para Duchamp el ajedrez era «una obra maestra del cartesianismo» y «tan imaginativo que, a primera vista, ni siquiera parece cartesiano» y le atraía enfrentar las dos actitudes, la ajedrecística y la artística.[36]

 

El único ready-made que ideó en Buenos Aires fue un regalo que envió por correo a su hermana Suzanne con motivo de su boda con Jean Crotti. Les envió las instrucciones para colgar un libro de geometría con un cordel de una ventana para que el viento pasase sus páginas y aprendiese «por fin tres o cuatro cosas de la vida». Lo llamó Le ready-made malheureux (Ready made desdichado).[36]

 

En 1919 volvió a Europa, pasó un mes en Londres, y de allí fue a París. Pero Duchamp tenía en mente regresar a Nueva York, cosa que hizo a finales de diciembre. Sin embargo, le dio tiempo de crear tres nuevos ready-mades: el Cheque Tzanck (Chèque Tzanck),[38] L.H.O.O.Q.[39] y Aire de Paris (Air de Paris).

 

En 1920 vio la luz por primera vez el alter ego de Duchamp: Rose Sélavy. La elección del nombre se debe a que Rose le pareció el nombre más bobalicón de la época, y Sélavy un calambur de c'est la vie.[45] Duchamp compró una french window (ventana francesa), cubrió los vídrios de cuero negro y pegó el título: Fresh widow copyright Rose Sélavy 1920 (Viuda fresca, copyright Rose Sélavy 1920).[46] Man Ray fotografió a Duchamp vestido con un abrigo de piel y un sombrero cloche, toma que acompañaría a un frasco de perfume con la etiqueta Belle Haleine-Eau de Violette (Precioso aliento-Agua de velo). Duchamp también empleó el nombre de su alter ego femenino en un ready-made muy «rectificado»: Why Not Sneeze Rose Sélavy.[47] Más adelante le añadió una R adicional al nombre, que pasó a ser Rrose Sélavy.

 

A principios de 1923 volvió a París. Antes de marcharse realizó un último ready-made: Wanted/$2,000 Reward,[51] un cartel de «se busca» que había encargado a un impresor y en el que puso fotografías suyas de frente y perfil. Para entonces había decidido dejar el Gran Vidrio inacabado.[52]

 

En 1924 participó en la película de veinte minutos de René Clair y Picabia Entr'acte, que se proyectó en una representación del ballet Relâche. Duchamp aparece en una escena jugando al ajedrez con Man Ray hasta que un chorro de agua interrumpe la partida.[56]

 

Su principal ocupación, sin embargo, seguía siendo el ajedrez. Dejaba París durante semanas para participar en torneos.  Participó en el campeonato de Francia de ajedrez. acabó sexto, pero estuvo cerca de ganar al campeón, Robert Crepeaux.

 

En 1926 empezó su carrera como marchante de arte, oficio que desempeñaría durante dos décadas. Se casó, para sorpresa de sus conocidos, en 1927 con Lydie Sarrazin-Levassor, buscando la estabilidad económica que le ofrecía el padre de Lydie, fabricante de automóviles.

 

Lydie era ajena al arte moderno, y no cuadraba con los amigos de Duchamp, por ejemplo cuando Crotti le pidió que posara desnuda. Tampoco sobrellevaba bien la afición de Duchamp por el ajedrez, que le tenía estudiando situaciones de juego hasta la madrugada.

 

Tras el divorcio, en 1928 Duchamp continuó participando en torneos de ajedrez. En 1933 participó en su último torneo de envergadura en Folkestone.

 

Como artista se puso a trabajar en la publicación de las notas que había realizado en relación al Gran Vidrio, dado que el vidrio, sin ellas, resultaba incomprensible a simple vista, pues era una acumulación de ideas no solo visuales, sino también verbales. Reunió estas notas, junto con reproducciones de diecisiete obras anteriores y fotografías de Man Ray en una Caja verde, que contenía noventa y cuatro artículos.

 

En 1955 Marcel Duchamp se nacionalizó estadounidense.

 

Murió en Neuilly-sur-Seine en 1968.

 

Sobre su obra

 

Después de 1915 pintó muy pocas obras, aunque continuó trabajando hasta 1923 en su obra maestra, La mariée mise à nu par ses célibataires même (La novia puesta al desnudo por sus solteros, incluso) (1923, Museo de Arte de Filadelfia), una obra abstracta, conocida también como Le grand verre (El gran vidrio). Realizada en pintura y alambre sobre vidrio, fue recibida con entusiasmo por parte de los surrealistas.

 

La obra original se encuentra en el museo de Filadelfia y está agrietada, debido a un mal embalaje en el traslado al Museo de Brooklyn en 1926, única vez que se pudo contemplar en su estado original. Diez años después, el propio Duchamp restauró la pieza en casa de Katherine Dreier, en aquel momento su propietaria.

 

En el campo de la escultura fue pionero en dos de las principales rupturas del siglo XX: el arte cinético y el arte ready-made. Este último consistía simplemente en la combinación o disposición arbitraria de objetos de uso cotidiano, tales como un urinario (La Fuente, 1917) o un Portabotellas, que podían convertirse en arte por deseo del artista.

 

El ready-made introducía una fuerte crítica a la institucionalidad y el fetichismo de las obras de arte, provocando enormes tensiones incluso dentro del mismo círculo surrealista.

 

Su Rueda de Bicicleta (el original de 1913 se ha perdido; tercera versión de 1951, Museo de Arte Moderno, Nueva York), uno de los primeros ejemplos de arte cinético, estaba montada sobre una banqueta de cocina.

 

Su periodo creativo fue corto y después dejó que fueran otros los que desarrollaran los temas que él había ideado; aunque no fue muy prolífico, su influencia fue crucial para el desarrollo del Surrealismo, el Dadá y el Pop Art, y aún hasta nuestros días, se mantiene como el artista crucial para la comprensión de la posmodernidad.

 

Los últimos años de su vida, Duchamp preparó en secreto la que sería su última obra y que sería armada sólo después de su muerte, ésta es un diorama que se observa a través de un agujero en una puerta del museo de Filadelfia, lo que ahí dentro se ve, es una parte del cuerpo de una mujer, ostentando una lámpara en un paisaje rural. El título añade aún más incertidumbre a las lecturas que se puedan hacer de la obra "Dados: 1. La cascada 2. El gas del alumbrado público".(Etant donnés: 1-la chute d'eau, 2- le gaz d'éclairage.)

  

Fuente : Wikipedia

 

IMÁGENES: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.565685710113270.145451.100000155376360&type=3