20. feb., 2014

GIUSEPPE TERRAGNI

Giuseppe Terragni  fue un arquitecto pionero en la arquitectura del Movimiento Moderno en Italia. Terragni creó algunos de los edificios más importantes,  fué miembro fundador del renovador Gruppo 7 y líder del Racionalismo Italiano. Uno de sus trabajos más famosos es la Casa del Fascio, en Como, comenzada en 1932 y completada en 1936. 

 

Nació el 18 de abril de 1904 en la ciudad de MedaItalia. En 1917 estudia en el Instituto Técnico de Como. Estudia arquitectura en la Escuela Superior de Arquitectura del Politécnico de Milán en 1921 y en 1926 se gradúa. 

 

El programa educativo que se impartía en el Politécnico de Milán donde Terragni estudió, se basaba en la arquitectura clásica y sus distintos órdenes. En su última epoca como estudiante, las nuevas tendencias "modernas" influyen y contagian de forma decisiva su visión de la arquitectura, de tal manera que rápidamente crea el llamado Gruppo 7 junto a Luigi FiginiGuido FretteSebastiano LarcoAdalberto LiberaGino Pollini y Carlo Enrico Rava

 

Entre los años 1926 y 1927 el Gruppo 7 publicará los manifiestos que sentarán las bases ideológicas de la futura arquitectura racionalista italiana, de la que Terragni será su máximo exponente.

 

A pesar de su corta carrera profesional, sólo 16 años, Terragni pudo ver construídos muchos de sus proyectos aunque cabe destacar que su obra no construída, es decir todos aquellos proyectos o concursos que se quedaron en el papel, es tanto más numerosa e interesante que la que se llegó a construir.

 

Sus inicios muestran un estilo claramente relacionado con las enseñanzas de tipo clásico que recibió en la universidad. Esta es una etapa breve puesto que sus proyectos asumen rápidamente los conceptos de la arquitectura moderna. El proyecto de Fábrica de gas en Como y el edificio de apartamentos Novocomun pertenecen a esta época en la que se inicia en un nuevo lenguaje arquitectónico.

 

 El período de consolidación de ese lenguaje se demuestra posteriormente en obras como la Casa del Fascio en Como, los estudios para una Catedral o la Casa Rustici en Milán. También presenta un análisis urbanístico de la ciudad de Como en el IV CIAM de Atenas.

 

Posteriormente se abre un período en el que la experimentación de nuevas formulaciones arquitectónicas empieza a tomar cuerpo como el concurso para el Palacio del Lictorio en Roma, el parvulario Sant Elia en Como, o el proyecto para la Academia Brera de Milán.

 

Esta voluntad de formarse un lenguaje propio, desvinculado ya de los dogmas puramente racionalistas, evolucionará hasta sus últimos proyectos: la casa Giulani-Frigerio y el proyecto del Danteum un monumento a la Divina Comedia, son buen ejemplo de ello.

 

Dentro de su faceta profesional, Terragni realizó diversas propuestas urbanísticas y resolvió encargos de interiorismo que desgraciadamente no han sobrevivido y que solo podemos conocer por fotografías de la época. Algunos diseños de mobiliario para el edificio Novocomún y las sillas Sant Elia y Follia, se exponen en el Moma de Nueva York o en el Museo Vitra. 

 

El conjunto de toda esta obra demuestra su categoría profesional, su idealismo, su entusiasmo, su tenacidad en resolver los más mínmos detalles y su afán incansable por defender una nueva manera de ver y hacer arquitectura.

 

Terragni creyó ingenuamente que el régimen fascista de Mussolini apoyaba plenamente el nuevo estilo, y de hecho fué así hasta el final de los años 30, en que el carácter abstracto, poético y refinado de esta nueva arquitectura chocó frontalmente con las ideas fascistas que solo pretendían una arquitectura que reflejara el mensaje totalitario del  poder.

 

En septiembre del 39, Terragni fue llamado a filas hasta que en 1943 después de sobrevivir a las batallas del frente ruso, es repatriado enfermo y psicológicamente destrozado. Poco después, en julio de 1943 fallece a los 39 años, victima de una hemorragia cerebral. 

 

 

IMÁGENES:  https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.561573380524503.144833.100000155376360&type=3