31. oct., 2016

LOS TUCU TUCU

Los Tucu Tucu fue un conjunto folclórico argentino creado en Tucumán en 1959. Está considerado como uno de los más importantes grupos de la historia de la música folclórica de Argentina, especialmente representativo de la provincia de Tucumán. El estilo del grupo se caracterizó por los dos tenores que obraban como primeras voces y los recitados realizados por el bajo (Ricardo Romero), como una constante de sus interpretaciones.

 

Este reconocido y consagrado conjunto tucumano ha tenido siempre la particularidad de formar parte del corazón del Norte Argentino y de ser una de las agrupaciones más queridas y respetadas de la música de raíz folklórica del país; pero los Tucu Tucu tienen una particularidad, sus canciones son conocidas pero pocos los guitarreros que pueden interpretarlas, y ello debido al matiz vocal de sus primeras voces, tenores a cuyos registros no todos pueden llegar.

 

El origen de los Tucu Tucu se remonta a 1959, cuando Ricardo Benjamín Romero y Santiago Jerez deciden cantar juntos y necesitando una primera guitarra citan a Héctor Hugo Bulacio (el Gringo), así forman el Trío los Ases. Al tiempo se autodenominan Las Voces del Surco, que tomó trascendencia cuando ingresa en 1960 Carlos Angel Paliza (el Chango), que venía de componer Los Forasteros (junto a José Miranda Villagra).

 

Fue en Buenos Aires, donde Víctor Buccino (director artístico discográfico) los bautiza con el nombre que trascenderán las fronteras: Los Tucu Tucu. Sus actuaciones no obtuvieron el reconocimiento esperado, hasta que en 1965 ingresa César Manuel Martos (Coco) en lugar de Jerez que luego formaría Tucma Trío. En esta época los Tucu Tucu vivieron éxito tras éxito.

 

La primera canción que grabaron fue Tu eres joya inmensa de José Miranda Villagra, y el primer disco se tituló Los Tucu Tucu ex Voces del Surco, y fue en 1963.

 

Recorrieron Bolivia (país que los acogió como hijos propios), Paraguay y Uruguay, país donde tuvieron un programa propio de televisión. En 1970 visitaron con su música Alemania, Francia, Holanda, Italia y España. También conocieron su canto EEUU y Rusia. Ese mismo año obtuvieron el Primer Premio del Festival Folklórico Internacional de España.

 

Hacia 1973 se separa Coco Martos, para integrar Los de Siempre e ingresa Carlos Alberto Sánchez. Lo curioso de estos cambios es que la calidad interpretativa no disminuía, por el contrario, el público cada vez reconocía más al conjunto. En el año 1977 el Chango Paliza se retira, dejando su lugar a Roberto Angel Pérez Manucci, que integraba por entonces Las Voces del Norte (con Zeitune, Soria y Romero).

 

En un comienzo su canto era similar al de conjuntos como Los Fronterizos o Los Cantores del Alba (Folklore del Norte Nº 5), pero de a poco fueron consiguiendo su propia identidad.
Cada uno tenía un timbre único: Ricardo Romero con su bajo tan particular, hizo del recitado parte integrante del canto, Coco Martos tenía una voz llena de color y mucha potencia y era colaborado con la altura y falsetes del Chango Paliza (quien podía interpretar desde suaves zambas hasta poderosas bagualas), cuando se producen los reemplazos de Martos y Paliza, el ingreso de Sánchez le da una fuerza inusitada al grupo, el torrente de su voz puede ser evaluado en canciones como Recuerdo del Portezuelo, Pescador y Guitarrero, o Vidala del Tucu; por su lado Roberto Pérez, una de las voces melódicas más importantes de nuestro folklore, complementó siempre a la perfección la potencia de Sánchez. El Gringo Bulacio, con su segunda voz, se podría decir que era el menos notado, pero indudablemente fue la voz que le dio el fondo sonoro a los Tucu Tucu, y su música y guitarra adornaron los cantos y canciones del conjunto.

 

En su dilatada carrera fueron muchos los premios por su labor artística, así el Ñandú de oro en el Festival de Punta Arena (Chile), Premio a la Trayectoria en el Festival de la Tonada (Tunuyán, Mendoza), Premio Sadaic a los Grandes Intérpretes, Caballeros del Folklore (Cosquín), el Discepolín porteño, Premio Cóndor, Cosquín de Oro, etc.

 

Fueron muchas las canciones de raíz folklórica que llevaron los Tucu Tucu al público, pero sin duda el Zafrero, Zamba de amor y mar, Candombe para José, La pobrecita, Arriando caminos, Pescador y guitarrero, Viene clareando, Ave María, Volver en vino, El gato de la fiesta, Nada tengo de ti, Tristeza del porqué tuvieron el sello inconfundible de el conjunto más importante que diera la provincia de Tucumán, provincia que los nombró sus Embajadores musicales.

 

El 9 de septiembre de 2007, mientras el grupo se trasladaba en automóvil para realizar una presentación, sufrieron un accidente al ser arrollados por un tren en la ruta 4, a pocos metros del acceso sur a San Cristóbal, en la provincia de Santa Fe. En el choque murieron Ricardo Romero y Héctor Bulacio y sufrieron heridas graves Carlos Sánchez y Roberto Pérez. La tragedia puso fin a la existencia del conjunto.

 

IMÁGENES:  https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.1484903088191523.1073741964.100000155376360&type=3

 

Fuente: http://www.folkloredelnorte.com.ar