25. mar., 2016

LAS CUATRO BRUJAS

Las Cuatro Brujas es el equivalente femenino del conjunto Los Cuatro Cuartos principal representante del Neofolklore,  género musical chileno nacido a finales de la década de 1950, a partir de la estilización del folclore tradicional. La cuidada etiqueta y los arreglos vocales  fueron el principal sello de esta corriente, que recibió la influencia de autores como Raúl de Ramón, uno de los tempranos músicos chilenos interesados en el folclor de otros países americanos y de conjuntos argentinos como Los Trovadores del Norte o Los Huanca Hua.

 

 

Desprovisto tanto de la raigambre como de la evocación campesina de la música folclórica, el neofolclore fue un movimiento urbano, de fuerte contacto con el mundo de la radio y los discos. Patricio Manns y Rolando Alarcón fueron parte de esta escena, pero sin duda el nombre mayor en este género musical es el de Los Cuatro Cuartos, que entre sus integrantes contó con tres figuras señeras del movimiento: el arreglador Luis Urquidi, el compositor Guillermo Bascuñán y el cantante Pedro Messone.

 

 


La historia comienza el año 1963, cuando Camilo Fernández prepara junto a María Paz Undurraga, el primer disco de un nuevo conjunto; el trío Paupalú cuyos arreglos musicales estaban a cargo de Chino Urquidi. El trío tuvo una corta vida y se disolvió. Cuando se acabaron las Paupalú, María Paz Undurraga conversó con María Cristina Navarro proponiéndole formar un nuevo grupo. Para María Cristina la propuesta le asustaba, pues nunca había cantando profesionalmente, pero sí, había asistido a muchas grabaciones en la Odeón de Los Huasos Quincheros, a quienes ella admiraba mucho y eran sus amigos. El canto profesional no era tan desconocido para ella.

 

 



María Cristina tenía clases de guitarra en la academia de Sergio Sauvalle, que era donde ensayaban Los Cuatro Cuartos y como también eran amigos la invitaban a los ensayos. Paz que ya pololeaba con Chino Urquidi se encontraba ahí con María Cristina y siempre le recordaba lo del nuevo grupo que quería formar. Al cabo de un tiempo, la idea le fue entusiasmando y Paz le propuso también a María Eugenia Peralta que era profesora de guitarra de la academia que las acompañara en el nuevo proyecto. Así cuando Camilo Fernández, supo que ya eran un trío, las llevó a la Radio Balmaceda a cantar jingles a un programa que iba de 6 a 8 de la noche, tal como lo hacían Los Cuatro Cuartos en el Show Efervescente de Yastá. Allí estuvieron de Enero a junio de 1964.

 

 

 

Todavía no estaban las cuatro y tampoco el nombre. María Eugenia Peralta no pudo seguir por problemas particulares pero las contactó con su prima hermana que resultó ser l María Elena Infante y luego de un tiempo ingresó María Edith Casanova, así ya estaba formado el cuarteto y debían comenzar los primeros ensayos. Elegir canciones y darle un sonido único, lo más difícil. Los ensayos se realizaban en las noches, después de las 10, que era la hora en que terminaba el Chino con el Show Efervescente en la Radio Corporación. La primera época fue muy estresante, Camilo Fernández ya les tenía fecha de presentación para el 14 de Agosto de 1964 en la Radio corporación. De ahí en adelante fue una vorágine de actuaciones en radio, ya que pasaban de la Corporación, luego a la Minería y terminaban en la Cooperativa para volver a comenzar en la Corporación. Así pasaron 15 días con varias actuaciones y pasando de una radio a otra. La idea era que adquirieran experiencia para pasar rápidamente a la Televisión. La primera actuación sería en el programa de Don Francisco los días domingos después de las noticias en el programa llamado "Show Dominical".

 

 

 

En enero de 1965 fueron invitadas a cantar al Festival de Viña del Mar como Show, a la hora del  vermouth y luego a las 21 horas en la función de la noche. Luego del Festival, el Casino de Viña del Mar las contrató de inmediato como show estelar con funciones a las 12 de la noche y a las 3 de la mañana. En seis meses el nuevo conjunto había realizado toda una carrera artística, pasando por todos los escenarios a los que un artista pudiera aspirar. Al poco tiempo una de las fundadoras María Edith Casanova tuvo que retirarse del grupo y como tenían en vista un viaje a Estados Unidos se integró María Teresa Maino y viajan en Julio de 1965. Antes de partir dejan grabado el exitoso primer LP para Camilo Fernández. Al poco tiempo de llegar a Los Ángeles, California, llegan también Los Cuatro Cuartos y es en esa ocasión donde se casan Chino y Paz. Parten de luna de miel y el resto de Las Brujas siguen rumbo a México.


 

El nombre de Las Cuatro Brujas se los sugiere su director artístico Chino Urquidi. Las primeras canciones grabadas "Cuando vuelvas" y "Parabienes al revés". Fue tan grande el éxito que el director de Los Cuatro Cuartos estaba preocupado con la competencia que le estaba haciendo el conjunto femenino. Luego viene el segundo gran éxito "Adónde vas soldado". El conjunto solo cosecha aplausos donde se presenta, giras, radio y televisión. El éxito del cuarteto femenino se debió a varios factores, por una parte lo novedoso de sus integrantes; solo mujeres, sus excelentes voces, las canciones y los arreglos musicales de "Chino" Urquidi. Como ya lo mencionamos, María Paz deja el conjunto para integrarse a Los Bric a Brac y la primera voz es reemplazada por Mireya Verdugo, una cantante de gran calidad, sin embargo graban solo algunos discos y desaparecen por 20 años.

 

 

 

Es importante destacar el apoyo del conjunto a Violeta Parra; desalentada por el escaso reconocimiento en el país emigra a París, de donde vuelve al saber del éxito que están teniendo sus canciones, en las voces de Las Cuatro Brujas. Se reúne con ellas en la casona de calle Carmen, conocida como La Peña de los Parra, allí premunida de una vieja grabadora y en la presencia de sus hijos Ángel e Isabel les entrega algunos temas inéditos que Paz guarda celosamente hasta 1987 (fecha en que se cumplen veinte años de la muerte de Violeta), y que junto a Las Cuatro Brujas le dedica un CD completo a la desaparecida compositora.

 

 

 

¿Se han dado cuenta además, que siempre vemos cuatro? pero en realidad son diez o más. Cosas de brujas, sin duda. Brujerías, brujerías. La vida del conjunto se caracteriza por sucesivas reapariciones, siempre por poco tiempo. Se disuelven el año 68 – 69 y vuelven a aparecer a finales de los ochenta, para luego hacer un paréntesis hasta 1996. Hoy  están cantando nuevamente. El año 2000 las vimos en televisión participando con "La Burrerita" de Sofanor Tobar, el 2001 en Canal 13 en el programa "Venga conmigo" y el 2002 en el Festival de Olmué. En agosto, en el escenario del Casino de Viña del Mar y durante las fiestas dieciocheras  siempre están  muy agitadas, volando de un lugar a otro. Es necesario destacar, que desde hace mucho tiempo, ellas mismas realizan los difíciles arreglos musicales del conjunto, luego que en la década del sesenta Chino Urquidi no pudo seguir asistiéndolas por falta de tiempo. Armonizar cuatro voces de la forma en que ellas lo hacen es muy difícil, sin embargo lo logran  en forma magistral, basta con escuchar sus interpretaciones.

 

 

 

En el 2003 Las Brujas celebraron en el Teatro Oriente sus cuarenta años de vida artística, las acompañaron Los Cuatro Cuartos actuales.  Cantaron como nunca. Éxito total. En el intermedio en el foyer una María Cristina Navarro se recriminaba así misma: ¡De puro tonta no más, que no estoy arriba del escenario!  Desde hace un tiempo se integraron al conjunto Francisca Urquidi y Luz María Streeter, quienes junto a las fundadoras María Paz Undurraga y María Cristina Navarro han dado nuevos aires al excelente conjunto. Francisca entrega la sangre nueva, Luz María su maestría con la guitarra,  María Cristina su inigualable voz baja y María Paz el sello personal al conjunto. Es un acierto, sin duda, la incorporación de una tercera guitarra.  Las 4 Brujas nunca dejan de sorprendernos con su variado y renovado repertorio.

 

 

 

En el Festival de Olmué 2010, representaron al compositor Rolando Alarcón, fallecido en febrero de 1973. Las Cuatro Brujas contaban ya en su repertorio con dos canciones del compositor: " Mi abuela bailó sirilla" y la recordada  " Adónde vas soldado". Para la presentación en el festival se agregaron dos canciones más: " Mocito que vas remando" y "San Pedro trotó cien años" Como siempre Las Cuatro Brujas con una presentación impecable.

 

 

IMÁGENES: 

 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.1291415954206905.1073741911.100000155376360&type=3