18. jun., 2015

ISACO ABITBOL

Isaco Abitbol (1917-1994), conocido como el Patriarca del Chamamé, fue un conocido músico y bandoneonista, considerado como uno de los pioneros del chamamé y la música litoraleña, de Argentina.

En 1942 formó el Cuarteto Santa Ana, junto con Ernesto Montiel, el primer conjunto de chamamé que alcanzó la fama masiva. Luego integró entre otros, el Trío de Oro y el Trío Pancho Cué.

 

 

 

Su discografía está compuesta de 21 álbumes con grupos propios más los que grabó con el Cuarteto Santa Ana. Compuso más de 150 canciones. Falleció en Corrientes los 76 años.

 


Isaco Abitbol nació en Alvear (Prov. de Corrientes) el 29 de noviembre de 1917, en el seno de una familia judía de origen marroquí.  A los 9 años Isaco tocaba su mandolina en los corsos del carnaval, donde comenzaba a demostrar ciertos dotes para ejecutar el instrumento.  Su padre tenía una tienda de Ramos Generales y era dueño del primer y único cine –que en aquella época era mudo -que existió en Alvear y en la proyección de cada película había intervalos. Generalmente esos intervalos consistían en uno o dos números musicales. En uno de estos números tocaba una orquesta de jazz de los hermanos Gómez, que eran los dueños del único periódico que había en el pueblo. El otro número era el que hacía su hermano mayor José, acompañado por Isaco, que en aquella época rondaba los diez años.

 


José, su hermano mayor, le aconseja que vaya a Buenos Aires a continuar con su carrera y le ayuda a realizar las gestiones correspondientes, incluso lo acompaña y lo recomienda a unos amigos. Isaco tenía 17 años. Así es que comienza en un principio integrando una orquesta de señoritas. Luego conoce a uno de los pioneros del chamamé - Emilio Chamorro - quien le dijo “Isaquito vos tenés que tocar nuestra música y olvidarte del tango y los demás ritmos...”.
Chamorro forma un conjunto,
Los Hijos de Corrientes, donde tocaban junto a Isaco, Ernesto Montiel, Tránsito Cocomarola, Tarragó Ros y el padre de Raulito Barboza.

 


Con el tiempo Cocomarola regresa a su pueblo natal (la ciudad de Corrientes capital), el padre de Raulito se queda en la Isla Maciel (Prov. de Buenos Aires) difundiendo nuestra música y Tarrago Rós se instala en Rosario, tocando chamamé en esa ciudad.  

 

 

En 1942 formó el Cuarteto Santa Ana, junto con el acordeonista Ernesto Montiel, el primer conjunto de chamamé que alcanzó la fama masiva, integrado también por los guitarristas Samuel Claus y Luis Ferreyra. En la década de 1950, Montiel y el Cuarteto Santa Ana eran los encargados de inaugurar los populares bailes de carnaval del Club San Lorenzo de Almagro.   

El Cuarteto Santa Ana fué el más destacado de todos los conjuntos que tocaban en aquella época.  Grababan en Odeón, y recorrían Corrientes, Misiones, parte de Entre Ríos y el conurbano bonaerense.

 

 

En 1951 abandonó el grupo y formó diversos grupos propios, con los más importantes músicos litoraleños.  Junto a Miguel Repiso forma el grupo “Isaco y Repiso”. Tocan unos años e Isaco se retira comenzando su carrera como solista. Colaboró con muchos conjuntos nuevos tocando el bandoneón sin hacer figurar su nombre. En el primer disco de Horacio Guaraní, el bandoneonista fue Isaco. Tampoco allí figuró en la ficha técnica del disco. Era un bohemio y tal vez el más respetado y querido por todos.



Conoce a Ernesto Baffa – famoso bandoneonista de Anibal Troilo- con quien componen el chamamé  “Serenata a mi madre” y "Bodas de Plata" .Era tal el impacto y la admiración de Baffa hacia Isaco que éste le lleva un disco de acetato y le dice a Troilo “ Te voy a hacer escuchar un bandoneonista a ver que te parece. Si te gusta te lo presento”.  Estuvieron más de cuatro horas escuchando el disco porque Troilo le decía que no era un solo instrumento, que el sonido procedía de un bandoneón y un acordeón, y fumaba un cigarrillo tras otro. Tras este episodio le dice a Ernesto Baffa “Quiero conocerlo” y traban una larga amistad entre ellos. Hay una famosa anécdota de Troilo refiriéndose a Isaco, que decía : “El mejor bandoneonista que hay en la Argentina por suerte se dedica al chamamé y no al tango. Se llama Isaquito Abitbol”.
En repetidas ocasiones, durante las grabaciones de Isaco Abitbol en el sello Pampa Astor Piazzolla - otro admirador de Isaco- junto a Anibal Troilo se hacían pesentes para escuchar el bandoneón del Patriarca.



En los años '70 formó  “El trío de Oro” compuesto  por el mejor cantor correntino -Roberto Galarza- quien tocaba la guitarra, Julio Lorman, -  quien fuera su discípulo predilecto- ejecutando el bandoneón - e Isaco. O sea dos bandoneones y una guitarra con quienes grabó varios álbumes de alta calidad.  En una oportunidad que estaba grabando, en el descanso más precisamente, se ponen a tocar unos tangos, y los productores sin decirles nada los grabaron y sacaron luego un disco que se llama "El gotan". Esto sucedió en el sello Music Hall.  Luego integró el
Trío Pancho Cué con Antonio Niz en guitarra y Ruben Miño en acordeón.

 


En una entrevista radial de Antonio Carrizo a Astor Piazzolla, éste contó que en un encuentro con Atahualpa Yupanqui en Francia se pusieron a hablar del bandoneón y Atahualpa le dijo a Piazzolla que lo que más disfrutaba de ese instrumento era verlo tocar al viejo Isaco Abitbol. Pero se quedó sorprendido cuando Piazzolla le responde que lo iban siempre a ver tocar a Isaco cada vez que se iban a pescar con el gordo Troilo a Santa Fé.

 


En otra ocasíon encontrándose en Rosario para actuar junto a Ramón Merlo, unos sobrinos suyos , estudiantes de odontología fueron al barrio saladillo a buscarlo. Se marchó con ellos  a su residencia, acercándose gran cantidad de estudiantes correntinos, misioneros, entrerrianos y del norte de la provincia de Santa Fé para conocerlo. Isaco se olvidó del contrato que tenía con Ramón Merlo para tocar en la bailanta e ir a la radio. Cuando aparece Merlo en persona a buscarlo insistiéndole para que acuda a su compromiso, en este momento Isaco le dice: "Perdóname pero estoy con mis sobrinos y hace mucho que no los veo".



Por supuesto se quedó. Esto demuestra esa personalidad única y desprendida de intereses económicos que tenía Isaco. Se sentía feliz y tocaba por largas horas en cualquier reunión junto a las personas que el llamaba “nuestra gente”. En Junín en 1985, festejó sus 50 años con la música en el teatro “La Ranchería” de esta ciudad.  En esta oportunidad, el Doctor José María García Roque, primo de Juan Masadi , pianista del sexteto tango, acompañó a Isaco tocando el piano y presentó el tango “Don Isaco” cuya autoría le pertenece.  Previo a esto, en diciembre de 1984 tocó en el estadio de fútbol del Club Sarmiento junto a Antonio Tarragó Ros. El público se ubicó en las tribunas y en el medio del recital ingresaron a la cancha y se pusieron a bailar todos disfrutando del espectáculo.

 


A lo largo de su vida Isaco se casó y tuvo dos hijos -El cholo y Tita -y a cada uno de ellos les dedicó un chamamé  titulados con sus respectivos nombres de pila.


Falleció en Corrientes el mes de marzo de 1994

 

IMÁGENES: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.533075376707637.139167.100000155376360&type=3

 



Fuente:  Biografía escrita por su sobrino José Estratón Abitbol.