25. abr., 2015

ANÍBAL SAMPAYO

A mediados del siglo XX, una generación de músicos hispanoamericanos emprendieron un apasionado viaje a las raíces, que pasaba por la dignificación del folclor autóctono y aspiraba a la creación de nuevas piezas que reanimaran las tradiciones. Desde Uruguay, Aníbal Domingo Sampayo Arrastúe fue uno de los animadores de aquel movimiento, alguien que intuyó la necesidad de promocionar aquella música minusvalorada.  En compañía del folclorista argentino Jaime Dávalos, potenció los famosos festivales de Cosquín y Salta, donde lo mismo era concursante que jurado, aunque terminó siendo vetado por su cancionero social.

 

 

Había nacido el 6 de agosto de 1926, en Paysandú, a unos 400 kilómetros al norte de Montevideo. De vocación trashumante, recorrió Uruguay, Argentina, Paraguay, Bolivia y partes de Brasil, a veces enrolado en circos. Desde los años cuarenta, tocaba profesionalmente la guitarra y el arpa india. Pronto comenzó a componer canciones, milongas, chamarritas y otras formas populares; Atahualpa Yupanqui era su modelo. Alternaba los retratos de paisajes con letras de denuncia, que le marcaron políticamente y le crearon problemas en unos países que se iban militarizando y restringiendo las libertades.

 

 

En 1963 recibe un reconocimiento como el compositor más popular de Uruguay y Argentina. En 1964 su canción más famosa, Río de los pájaros, es premiada en el Festival de Cosquín. En 1967 participa en el "Encuentro de la canción de protesta", llevado a cabo en Cuba. Recibe de la Organización de Estados Americanos en 1969 una plaqueta de oro, en reconocimiento a su trabajo de difusión de la cultura y música popular en América Latina.

 

 

Entre los más de 150 temas que Sampayo tenía registrados, destacan Río de los pájaros, El pescador, Cieguito cantor, Patrón, Garzas viajeras, Hasta la victoria y Ky chororo.  Jorge Cafrune fue su gran paladín, pero también fue grabado por los cantantes Mercedes Sosa, Daniel Viglietti, Silvia Iriondo y Liliana Herrero. Menos conocido es el hecho de que desarrolló obras históricas como la Cantata a José Artigas y Orientales al frente.

 

 

En 1972, fue denunciado como miembro del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros: Sampayo reconoció que usaba su camioneta para transportar fierritos (armas) desde Argentina y Chile. Asumió su suerte: "la prisión es la universidad de los revolucionarios", comentó.

 

La presión internacional sobre la dictadura uruguaya consiguió su excarcelación en el año 1980. No mostró arrepentimiento alguno: "salí con un mínimo de virtudes, pero también con menos defectos que antes de vivir esa experiencia".  Tras varios meses en libertad vigilada, comprobó que estaba en la lista negra y no podía ejercer su oficio. Acompañado por su familia, se exilió en Suecia y grabó discos como Canto sin rejas, con canciones creadas en la cárcel.

 

 

Realiza en su exilio varias giras por Europa. En 1983 graba el LP "Canto a la liberación", donde se destacan las formas instrumentales propias del folclore americano. En 1984 realiza una gira por América Latina, presentándose en teatros, radios y televisión de México, Panamá, Venezuela, Cuba, Bolivia, y Nicaragua; y actúa en diversas ciudades y canales de televisión de Canadá y Australia.

 

 

 En 1985 regresa a Uruguay. Actúa en diversas salas tanto en su país como en Argentina (llega a actuar en el Estadio Obras Sanitarias). Ese mismo año se imprime su autobiografía, titulada "El canto elegido".   Siguió actuando y publicando libros como "Aníbal Sampayo desde Paysandú, canto y poesía" , o discos tan memorables como "De antiguo vuelo".   En 1986 vuelve a Suecia, donde investiga y escribe un trabajo sobre la polca, la mazurca y el chotis.

 

 

En los últimos años de su carrera son abundantes los homenajes hacia su persona: en 2003 en Buenos Aires en el Anfiteatro de ATE; en 2004 en la Fiesta Criolla de El Prado en Montevideo. Su cumpleaños número 80, el 6 de agosto de 2006, fue celebrado con una gran fiesta popular en su ciudad natal, en el Teatro Florencio Sánchez tuvo lugar el Recital de Los Pueblos Libres con la asistencia de artistas de toda la región.

 

 

Ese mismo año los Cantores de Paysandú grabaron y presentaron en el teatro Florencio Sánchez un disco con versiones de algunas de sus creaciones, denominado Aníbal Sampayo, el del Río de los Pájaros Pintados, en donde músicos de diferentes estilos versionaron sus canciones con gran cariño, respeto y dignidad. Los estilos van desde el más tradicional, "de tierra adentro" hasta rock y algo que podría ubicarse como jazz fusión. Como dato curioso, en el disco interviene el propio intendente municipal de Paysandú, Nino Pintos.

 

Muere el 10 de mayo de 2007 en su ciudad natal, estando aquejado del mal de Alzheimer desde dos años atrás. La Intendencia de Paysandú declaró Duelo Departamental.

 

IMÁGENES:

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.561821453833029.144870.100000155376360&type=3