6. abr., 2015

TRÁNSITO COCOMAROLA

Mario del Tránsito Cocomarola (San Cosme, Corrientes, 15 de agosto de 191819 de septiembre de 1974) fue un músico y folcloristaargentino, una de las más influyentes figuras del chamamé. Entre su amplio repertorio, que ronda las 400 composiciones, se incluyen algunos clásicos como: "Kilómetro 11", "Puente Pexoa", "Rincón dichoso" y "Retorno".

 

 

 

En la década del treinta y cuarenta integró varios conjuntos musicales, tales como "Los Hijos de Corrientes", el "Trío Típico Correntino", "Los Kunumí", y el "Trío Taragüí", entre otros. En el año 1942 grabó su primer disco en el sello Odeón, que luego sería el puntapié inicial de una larga carrera como solista, que se prolongaría entonces, hasta el año de su muerte.

 

 

 

Mario del Tránsito Cocomarola nació el 15 de agosto de 1918 en San Cosme, provincia de Corrientes, a unos 34 kilómetros de la ciudad de Corrientes, más precisamente en un campo llamado "El albardón". Nació el día del Tránsito de la Ascensión a los cielos de María, de ahí su nombre.

 

 

 

A su padre, que era de origen italiano (había nacido en la Isla de Capri), era hacendado y tenía campos en Corrientes, le gustaba mucho la música y solía tocar el acordeón, así que Tránsito se inició con este instrumento desde muy chico (seis o siete años de edad).. Aprendió solo, con un acordeón de ocho bajos y 21 botones, al que suelen llamar "verdulera".

 

 

 

Integrante de una familia de cinco hermanos, una vez muerto el padre, en 1931, comienza a ejecutar el bandoneón y a trabajar como músico en la ciudad de Corrientes, adonde se trasladaron todos los hermanos con su madre.

 

 

Después de estudiar música, durante tres años con don Antonio Gianantonio,

formó el "Conjunto Cocomarola" con el que actuó por todo el litoral, la provincia del Chaco, el norte de Santa Fe, y otras zonas de la región. El conjunto estaba formado por Roque Librado González en acordeón, Antonio Niz en guitarra, Lisardo Cáceres, Alfredo Reyes e Hipólito Vargas como cantores, y Tránsito Cocomarola en el bandoneón. Todo el repertorio era del litoral: valseados, rasguidos dobles, chamamé, etcétera.

 

 

 

Tiempo después emigró a Rosario y luego hacia Buenos Aires donde tocó en el grupo de Isaco Abitbol y fué integrante de "Los Hijos de Corrientes", el conjunto de Emilio Chamorro.

 

 

 

En una ocasión en que Tránsito Cocomarola estaba realizando una grabación con el conjunto "Los Hijos de Corrientes", lo escuchó un directivo del sello discográfico Odeón y le propuso grabar con su propio nombre. Este fue el origen  del legendario "Trio Cocomarola", pasando a ser director de su propio conjunto.  El 19 de mayo de 1942 grabó sus primeros diez temas en el sello Odeon con acordeón de dos hileras y bandoneón.

 

 

 

Durante su larga carrera, tocó junto a todas las grandes figuras del género, entre ellas: Roque L. González, Juan Ayala, Antonio Niz, el dúo Verón-Palacios, el dúo Vera-Lucero (del cual formaba parte otro gran compositor, como Salvador Miqueri, alias "Argentino Lucero"), el dúo Cejas-Ledesma (José Cejas y Juan Alberto Ledesma), el Trío Lisardo Cáceres + Evaristo Reyes + Hipólito Argentino Vargas; así como también junto a cantores de la talla de Gregorio Molina, Julio Godoy, Luis Soloaga, Ireneo Ramírez, Carlos Ramírez, Elpidio Verón Miño, Juan Ojeda, y Alfredo Alejandro Almeida.

 

 

 

 

En 1952 se incorpora a su conjunto el duo "Vera-Lucero", integrado por Salvador Miqueri y Eustaquio Vera. transcurren los años de oro de su carrera. "El Taita del Chámame" -como fuera denominado- grabó más de sesenta placas y tiene registradas más de trescientas canciones con éxitos notables como "Kilómetro 11", "Puente Pexoa", "Bañado Norte" o "La Colonia".

 

 

 

Tras una complicación durante una operación de vesícula, falleció el 19 de septiembre de 1974. En Corrientes, la Ley Provincial N°3278 instituyó esa fecha como "Día del Chamamé". Póstumamente fue nombrado "Ciudadano Ilustre" de la ciudad de Corrientes.

 

 

 

En Corrientes le regaló su acordeón a "Yagua Barrios" quien aún la conserva. El anfiteatro de la ciudad lleva su nombre por voto popular Hay también una calle con su nombre y el 19 de setiembre, día de su muerte, fue declarado "Día Nacional del Chámame", por Ley Provincial N° 3278 en el año 1974.

 

 

 

En 1986 se constituye la Fundación Tránsito Cocomarola que preside su señora Doña Anita y que también la integran sus hijos. El objetivo es darle continuidad a su obra y generar fuentes de trabajo para los músicos, "para que no se apague el espíritu chamamecero", según dice su hija Isabel.

 

 

 


Sin duda, Don Tránsito Cocomarola fue junto a Tarragó Ros y a Ernesto Montiel uno de los pilares del movimiento chamamecero.

 

 

 

IMÁGENES: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.535213119827196.139562.100000155376360&type=3