1. abr., 2015

HILARIO CUADROS Y LOS TROVADORES DE CUYO

Hilario Cuadros (Mendoza, Argentina, 23 de diciembre de 1902 - Buenos Aires, 8 de diciembre de 1956) fue un poeta, cantante y folcloristaargentino, uno de los principales referentes del folklorecuyano. La temática principal de las canciones más conocidas de Hilario Cuadros y los Trovadores de Cuyo, grupo que dirigió y en el que participó desde su formación hasta su deceso, se inclinaba a rescatar los valores históricos como la Gesta Sanmartiniana, temas religiosos populares, amorosos y de costumbres y paisajes cuyanos.

 

 

 

 

Hilario Cuadros nació el 23 de diciembre de 1902, en la Media Luna (actual Pedro Molina) de Guaymallén,  Pcia. de Mendoza, y falleció el 8 de diciembre de 1956 en Buenos Aires. Sus padres fueron Don Anselmo Cuadros y Doña Carlota Romero. Su padre era chileno, y fue Ministro Plenipotenciario de Chile en Argentina. Era propietario de «La barraca de Don Anselmo», ubicada en la Calle Larga, donde se vendían velas, cueros y jabones, una industria muy desarrollada en la época. Su madre cantaba a dúo con su hermana Magdalena, el repertorio tradicional.

 

 

 

En esa época le decían «el chileno”. Este apodo le venía, según cuenta su sobrino Carlos, con motivo de una broma que le hizo su padre a sus hermanos mayores, ya que Hilario nació justo el día en que su padre, que viajaba muy a menudo a Chile, regresaba de uno de sus viajes. Los hijos habían ido a esperarlo a la estación y le preguntaban qué regalos les había traído y él les respondió que esta vez traía un chilenito en sus valijas, aludiendo al recién nacido a quien se aprestaba a conocer. Se casó con Doña Yolanda Carretero y tuvo dos hijas: Marta y Magdalena.

 

 

 

Cuando el pequeño Hilario contaba con dos años y medio, su familia se mudó desde su Media Luna natal a la calle Cañadita Alegre 42, en San José, residencia de la familia Romero. Sus estudios llegaron hasta recibirse de bachiller.  Hilario Cuadros realizó sus primeras presentaciones con su hermano Juan Guillermo, pero el camino artístico lo inició junto al sanjuanino Domingo Morales (el Quiñao), con quien  formó el dúo Cuadros-Morales. Su principal repertorio en esta época se basaba en las tonadas cuyanas, algunos como el gato, la cueca y otros ritmos típicos de la zona.

 

 


Fue un periodista mendocino, quien al referirse a la partida hacia Buenos Aires, en 1927, de estos cantores, escribió «Se van Los Trovadores de Cuyo», sin pensar, seguramente, que estaba bautizando definitivamente al conjunto que marchaba rumbo a su consagración.  Ese mismo año grabaron su primer disco en el sello Columbia. Contenía dos temas: la chacarera «Prenda de mi corazón» y el vals «Deseando», ambos de Hilario Cuadros. Un tiempo después, aproximadamente entre 1929 y 1930, se incorporan al dúo los guitarristas Alberto Quini y Roberto Puccio y comienzan a realizar giras por diversos países, entre ellos Chile y Perú.

 

 

 

Ya en ésta época actuaban con considerable éxito de crítica y público, compartiendo escenarios con grandes artistas del momento, como Manuel Acosta Villafañe, Buenaventura Luna, y el intérprete y compositor paraguayoFélix Pérez Cardozo, con quien compusieron y tocaron juntos, incorporando en sus interpretaciones instrumentos muy disímiles en su origen como el arpa paraguaya y el requinto cuyano, que era muy poco conocido incluso en el ambiente folclórico argentino. Esta conformación que mencionábamos: Morales, Cuadros, Quini y Puccio, se mantuvo durante varios años.

 

 

 

Algunos de sus amigos, también comprometidos con la difusión del folclore cuyano fueron el maestro Alberto Rodríguez, importante pianista y compilador del Cancionero Cuyano, Félix Dardo Palorma, Carlos Montbrun Ocampo, Alfredo Alfonso, Jose Adimanto Zabala, y Rafael Arancibia Laborda.  Durante todo el tiempo de vigencia de Los Trovadores de Cuyo, Don Hilario Cuadros hizo siempre la 2da. voz, en tanto que la 1ra. iba cambiando. Hubo importantes cantores que integraron el conjunto, haciendo primera voz; podemos citar además de Domingo Morales a Luciano Senra, Juan Cisneros, Clemente Canciello, Félix Blanco, Tomás Lucero, Manuel Ortiz Araya y César Torelli, entre otros.

 

 

 

Corresponde mencionar también a los guitarristas que integraron Los Trovadores de Cuyo. Después de Quini y Pucio, estuvieron Benjamín Miranda, Martín Herrera, José Herrero, Alfredo Alfonso, José Zavala, Julio y Chango Arce, José Ignacio Rivero, Tito Francia, José María Hoyos, Lino Zeballos, Rafael del Pino, Sorini, Julián y Lainez  

 

 

 

Cuadros compuso e interpretó además obras de otros estilos folclóricos e incluso de estilos tradicionales de otros países latinoamericanos, como pasillos colombianos, bambucos o cieguitos. A lo largo de más de dos décadas el grupo recorrió toda la Argentina, Chile, Perú y Ecuador. En Colombia aún hoy son muy populares sus obras.

 

 

 

En el año 1956, Los Trovadores de Cuyo vuelven a ser contratados por Radio Belgrano para iniciar un nuevo ciclo del programa  "Bajo un Parral Cuyano", pero lamentablemente, el debut se efectuó el día 10 de diciembre de 1956, sin su director, quien había fallecido dos días antes, el mismo día en que sepultaban a su gran amigo, Manuel Acosta Villafañe.

 

Falleció el 8 de diciembre de 1956, en su casa de Villa del Parque, Buenos Aires, luego de una prolongada afecciónrenal quince días después de cumplir 53 años.

 

 

En el aire de radio El Mundo se escuchó:

 

“Se ha cortado el bordón de su guitarra

cuando la paz del alma florecía.

Cuando muere un cantor, la tierra mía

una canción junto al dolor amarra.

 

Sombras de Guaymallén, anochecidas

en las acequias, su dolor sollozan,

mientras nombran los criollos de Mendoza

al que pasó cantando por la vida.»

 

IMÁGENES: 

https://www.facebook.com/carlos.bentocompany/media_set?set=a.540529032628938.140655.100000155376360&type=3